¿Por qué se caracteriza la madurez? ¿Qué han hecho los hombres y mujeres que han crecido mucho? Fundamentalmente dar y actuar guiados por la ética y por el afán de cumplir su deber.

¿Qué hacen los niños y los adolescentes? Sobre todo pensar en cómo disfrutar y no tener más objetivo que ese.

La sociedad en una amplia mayoría se ha infantilizado, o más bien, no ha salido de ese estado cuando le correspondía, e incentivada por la máquina consumista, cree que cuando más experiencias placenteras viva mejor, pero la búsqueda del placer lleva al dolor, al vacío, a la carencia de sentido.

Nuestra vida tiene que tener una alta meta, el deseo de mejorarnos y de mejorar el mundo, de conocer la verdad, de colaborar en su difusión, es fundamental.

No podemos estar siempre pensando en comida, bebida, ropa, vehículos, viajes, y otros disfrutes que aunque formen parte de la vida no son lo esencial de ésta, por una sencilla razón, que es que nos construimos por dentro con nuestros pensamientos y acciones, y si siempre estamos pensando en el goce, la madurez no llegará. Se dice que algo está maduro cuando da frutos, y estos tienen que ser nuestra aportación, por decencia y por justicia, al bien común.

El o la que se dedique a intentar satisfacer permanente los inacabables deseos sin tener un propósito y una meta noble terminará envuelto en el temor y sin una consciencia y sin una paz desarrollada, que se basan en la satisfacción del intentar cumplir nuestra misión, de la que hemos hecho nuestro trabajo.

Las personas ancianas que han seguido el camino de la satisfacción sensorial, tendrán cuando su vida este avanzada, una sensación de haberse traicionado a sí mismas. Si bien no hay nada malo en disfrutar moderadamente de los placeres, éstos, convertidos en objetivo, crean un monstruo de egoísmo, intolerancia, y evitación de lo que suponga sacrificio y compromiso por algo duradero y realmente valioso.

Sigue además la ley de las substancias adictivas, que es la de satisfacciones decrecientes, por lo que cada vez hay que estimular con cosas más impactantes a los maltrechos órganos de percepción, que lo que necesitan mayoritariamente es paz, amor, alegría y cosas elevadas.

Hay multitud de estrellas dela música, las artes y las letras que han llegado al derrumbe psíquico por este motivo. Otros, algunos millonarios o con muchos recursos, se convierten en seres aislados y desconfiados que no quieren a nadie, ni siquiera a sí mismos. Ahora, la clase media y la de pocos recursos, se siente desgraciada porque no participa en el gran festín que ofrecen muchas empresas para ganar más dinero, y no se da cuenta de la mentira que les están vendiendo. Podrían ser mucho más felices si cultivaran el saber, los valores y los vínculos humanos.

La generosidad se convierte en ley, tanto para las personas como para las sociedades cuando éstas han crecido lo suficiente. Y es que el movimiento centrífugo del alma es mejor que el centrípeto.

Además, el falso carpe diem en el que viven algunos seres humanos actualmente les lleva a sentir envidia del goce de los demás, con lo que ya tenemos una gran colección de emociones negativas que alimentan al Leviatán moderno, que parece insinuar en el oído de todos: disfruta y no pienses. Pero el coste de no ser consciente es muy alto, lo demuestra la vida.

Eso lleva al derrumbe de las sociedades como ha narrado la Historia. Es necesario que haya más personas comprometidas en mejorarse y en mejorar el mudo, éste es un movimiento de un amor sabio y valiente.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorAmor a los compañeros de viaje
Artículo siguientePodemos evita criticar a Sánchez por la cuarta Vicepresidencia
Presidente de la ONG Paz en Acción, director de Radionuevaera.es, Coproductor del programa Tiempo de Cambio, colaborador de la revista Ser Consciente, coach, empresario, escritor y conferenciante. Tiene un profundo interés por todos los conocimientos humanísticos, dedicándose al estudio de la Psicología, especialmente el análisis de C.G.Jung, mediante una introspección de más de dos años. Su interés por comprender al ser humano y su destino le lleva a estudiar también Filosofía durante ocho años. Se forma en técnicas bioenergéticas durante un año y medio, y meditación, tres años. Es colaborador en periódicos, televisiones y especialmente en numerosas radios. Desarrolla varios productos que comercializa a nivel nacional como: -CURSOS DE AUTOAYUDA (12 TÍTULOS) -REVISTA: EL MUNDO DE LO INCREIBLE –PROGRAMAS: ELIMINE SU ESTRÉS Y VALORES PARA UNA CULTURA DE PAZ -LIBROS: RELACIONES HUMANAS, TECNICAS ÉTICAS DE VENTA y ESTRELLAS DE ESPERANZA. Imparte el taller: SER CONSCIENTE EN EL AHORA.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre