Al ministro de Justicia, Rafael Catalá, se le ha vuelto a caer el sistema LexNet durante el primer día del curso judicial tras las vacaciones, que después confirmó el propio Ministerio como un ciberataque en la mañana del viernes que “ha afectado temporalmente al acceso al sistema de los usuarios a través de la red”. “El ataque no ha afectado a los usuarios de órganos judiciales, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, ni a hospitales, que han podido trabajar con normalidad con el soporte de sus propias redes internas”, ha comunicado el Ministerio, sin embargo, Catalá en su comparecencia en el Congreso avaló “la seguridad de esta plataforma de comunicación de los operadores jurídicos”, tras la crisis del sistema que puso al descubierto miles de documentos confidenciales el pasado 27 y 31 de julio, hecho transferido a la Agencia de Protección de Datos. Al ministro se le pidió la dimisión, el cese, la reprobación política porque no aclaró esta deficiencia en su comparecencia, pero este fallo en LexNet podría ser objeto de una nueva solicitud de dimisión, además de confirmar la sospecha de la oposición política de que “LexNet es una chapuza”, como calificó a este sistema en su intervención la diputada Ester Capella (ERC).

Las redes sociales se han visto inundadas con las críticas de los profesionales de la Justicia contra el ciberataque sufrido por LexNet. Incluso desde la cuenta social en Twitter de AnonymousBCN se ha publicado un sorprendente mensaje: “Que no os extrañe que en unas semanas aparezca compraventa de documentos sustraídos de LexNet en la darkweb”.

https://twitter.com/AnonymousBCN/status/903662467225718785

 

El abogado especializado en derecho laboral, Fabián Valero, en su cuenta de Twitter, se quejaba respecto a la seguridad de los datos confidenciales: “Se nos invitaba a entrar en el sistema durante un ciberataque. ¿Se han comprometido datos de los abogados, de sus clientes?”.

Diario 16 ha contactado con Jonay Rodríguez, abogado tinerfeño, miembro de la Junta de Abogados jóvenes de Santa Cruz de Tenerife (AJA), que muestra su indignación con el ciberataque a esta plataforma y confirma “fallos a lo largo de la mañana del viernes en LexNet” y asegura “lamentablemente, a diferencia del ministro de Justicia, todos aquellos que se llaman operadores jurídicos lo esperábamos, contábamos con este fallo del sistema, incluidos los procuradores”. 

“Según la información de LexNet avisó en su cuenta de Twitter, que tendría problemas de lentitud”, relata este letrado, que cita con cierta ironía “lo mejor de LexNet es su servicio de Twitter que responden inmediatamente”, pero “no se entiende la inversión en este sistema con múltiples fallos y continuos desperfectos técnicos, los cuales el ministro Catalá obvió en sus declaraciones en el Congreso de los Diputados echándole la culpa a los abogados cuando el fallo está en el sistema”.

LexNet debería estar en manos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), y no en manos del Ministerio de Justicia para así poder ser un claro ejemplo de la separación de poderes en nuestro Estado de Derecho, pilar básico y fundamental que sustenta esta nación, de los cuales parece que el señor Catalá se olvida”, argumenta Rodríguez.  

“El sistema lleva toda la jornada caído y con lentitud, y las redes sociales son un claro ejemplo de lo que está sucediendo, todos los compañeros están manifestando sus quejas en Twitter y Facebook”, explica este abogado canario. Respecto a la denuncia del Ministerio de Justicia del joven ingeniero que detectó un agujero en el sistema en el que se podía entrar sin contraseñas, Rodríguez aclara que “si hizo algo que va en contra de la ley es correcta la denuncia, pero lo que no es correcto es que aún no se haya explicado por qué existió ese fallo, cundo el máximo responsable debería dar cuentas de este fallo que no debería haber existido nunca….”. 

El letrado Javier Gómez, subraya en Diario 16 que “tuve problemas con LexNet a media mañana, con un parón de una hora, aunque después se resolvió”. “Es un tema muy serio, un desastre porque ya van casi dos años, y continua siendo muy rudimentario este sistema”, alega Gómez  que alerta “a veces hay escritos que aparecen como rechazados por el juzgado y resulta que han sido aceptados”, “además para los abogados que se dedican al derecho laboral es peor porque no usan procuradores”. 

En España alrededor de 150.000 abogados que utilizan LexNet, sufren la paralización de su actividad al caerse o recibir ciberataques esta plataforma. Los usuarios habituales de LexNet son operadores jurídicos como fiscalía, abogacía del Estado, letrados de la Seguridad Social, SEPE, FOGASA, procuradores, graduados sociales, funcionarios de justicia, o secretarios judiciales. Además, la oposición criticó la inversión de 55 millones de euros del Ministerio, de los cuales irán 36 millones al soporte tecnológico, de una plataforma que “da muchos problemas”.

https://twitter.com/josemuelas/status/903670008856891393

https://twitter.com/AnonymousBCN/status/903662294298746880

https://twitter.com/RafaCatalaPolo/status/903183605920403456

 

#AlaMomiaselefuelavenda

Otra polémica vertida en las redes sociales, esta vez con respuesta de la propia presidenta del Consejo General de la Abogacía Española, Victoria Ortega. En la última película de Tadeo Jones 2, “una momia hace manifestaciones contando que la echaron de su país por culpa de su abogado del turno de oficio”, lo que ha levantado las protestas de los letrados que voluntariamente trabajan en esta área de la abogacía.  

Victoria Ortega ha enviado una carta al director de la película, Enrique Gato, pidiendo “respeto y rigor”. En manifestaciones de Jonay Rodríguez, abogado del Turno de Oficio en Tenerife, “es necesario reivindicar la labor que realizamos, una labor fundamental que hacemos con las personas que acuden a la Justicia”.  

El hashtag utilizado en redes sociales para esta reivindicación social es #AlaMomiaselefuelavenda

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre