Este jueves ha arrancado la séptima edición del Festival de Novela Negra Las Casas Ahorcadas, encuentro organizado por el club de lectura del mismo nombre y dirigido por el incombustible y perseverante Sergio Vera. Este certamen, fiel reflejo del espíritu que ha guiado a su creador en cada uno de sus proyectos, es un ejemplo de compromiso con la calidad y sobre todo con el público. Tres días intensos con poca paja y numerosas actividades que concluirán la noche del sábado con la correspondiente “cena con asesinato”.

Hasta entonces, un programa tan exhaustivo como atractivo, trufado de charlas, mesas redondas, talleres, firmas de libros y hasta rutas por la Cuenca criminal. Con todo ello, Cuenca se convierte estos días en parada y fonda literaria por la que pasarán, entre otros, Domingo Villar, Alexis Ravelo, Toni Hill, Mikel Santiago, Vicente Garrido, Nieves Abarca, Benito Olmo, Carlos Bassas o Carlos Augusto Casas.

En su modesta pero efectiva vocación internacional, este grupo de aficionados a la lectura criminal ha conseguido también que no falte algún nombre de referencia del panorama europeo. Y así, tras la presencia en 2018 del escritor francés Pascal Dessaint, este año el invitado estelar tiene acento italiano. Se trata de Massimo Carlotto, uno de los autores más representativos de la literatura negro-criminal transalpina, con más de una quincena de títulos publicados y otros tantos galardones sobre la repisa.

“Como en ediciones anteriores, el festival dirigido por Sergio Vera mantiene un compromiso firme con la promoción de la lectura”

Como en ediciones anteriores, el festival dirigido por Sergio Vera mantiene un compromiso firme con la promoción de la lectura, con diversas actividades orientadas a animar a los más jóvenes a descubrir el mundo de aventuras y experiencias que les espera al abrir las páginas de un libro. De igual modo, también hay una atención destacada a los autores locales, con una mesa redonda integrada por Jorge Ortega, Alberto Val, Andrés Gusó y Ana Muela en la que debatirán sobre las claves de la producción literaria local.

Los ganadores del Premio Tormo Negro-Masfarné de la edición anterior, Vicente Garrido y Nieves Abarca, fueron los encargados de abrir ayer el encuentro, cuyo cierre correrá a cargo de Carlos Augusto Casas como protagonista del acto de entrega del galardón de esta edición, por su novela Ya no quedan junglas a donde regresar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

8 − seis =