ACODAP, la asociación contra la corrupción y en defensa de la acción pública liderada por el ex juez decano de Talavera de la Reina, Fernando Presencia, ha presentado denuncia ante el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) contra cuatro magistrados por una infracción disciplinaria muy grave de ignorancia inexcusable, por el modo en que se ha llevado a cabo el sobreseimiento de la causa penal por corrupción contra la alcaldesa de Osuna, Rosario Andújar (PSOE), el concejal de Seguridad Ciudadana y Movilidad, Juan Antonio Jiménez, y el jefe accidental de la Policía Local, Antonio Navarro, entre otros denunciados.

La denuncia, dirigida al máximo órgano de gobierno de los jueces, ha sido presentada contra el titular del Juzgado de instrucción nº 1 de Osuna, Ignacio Carlos Rubio, quien acordó el sobreseimiento de las actuaciones penales. En la misma resolución acordó deducir testimonio por los delitos de denuncia falsa y falso testimonio contra los dos policías locales que destaparon la corrupción, José Francisco Rodríguez Brenes y Antonio Manuel Lara Martín, ambos socios de ACODAP, sin esperar a que ganara firmeza el auto de archivo.

ACODAP pone de relieve que el artículo 456 del Código Penal establece, en su apartado 2, que “no podrá procederse contra el denunciante o acusador sino tras sentencia firme o auto también firme, de sobreseimiento o archivo del Juez o Tribunal que haya conocido de la infracción imputada”.

Por esa misma razón, la denuncia de ACODAP se dirige también contra los magistrados de la sección 4ª de la Audiencia Provincial de Sevilla, Carlos Luis Lledó González, Margarita Barros Sansinforiano, y Enrique García López-Corchado. Los cuatro han desestimado el recurso de apelación de los dos policía sin esperar tampoco a la firmeza de su propia resolución, devolviendo las actuaciones al juzgado de instrucción que acaba de dictar Providencia ordenando proceder contra los denunciantes. Proceder insólito por parte de la AP.

Por otro lado, la defensa de Brenes y Lara Martín presentó en fecha 3 de julio pasado escrito preparando el recurso de casación, que según ACODAP “tendría que haber impedido la declaración de firmeza del auto desestimatorio del recurso de apelación”.

Sin embargo “por razones difíciles de entender, la Audiencia Provincial está tramitando por separado la preparación del recurso de casación , y al mismo tiempo ha remitido las actuaciones al juzgado de instrucción declarando la firmeza de lo resuelto en apelación, lo que es absolutamente incompatible con lo que dispone el artículo 456 del Código Penal”, sigue leyéndose en el escrito.

“Baste recordar lo que podría ocurrir si la Sala decide estimar finalmente la procedencia del recurso de casación, lo que provocaría una contradicción insalvable con el procedimiento penal que se abriera esta vez contra los dos policías, por los delitos de denuncia falsa y falso testimonio”, concluye la queja que termina pidiendo la apertura de diligencias de investigación para los magistrados denunciados por hechos que podrían ser constitutivos de una falta muy grave de ignorancia inexcusable en el ejercicio de sus funciones, que podría llevar aparejada su separación de la carrera judicial.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. Bien. Esperemos que los próximos ya sean los de marchena. Y, entre ellos también la juez Lamela. Si no recuerdo mal la causante de la injusticia contra los jóvenes de Alsásua. Esta señora merece trato diferencial. Prisión de doble reja, por lo menos.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre