Como ocurre en cualquier crisis económica, no todos los sectores van a resultar afectados en la misma proporción por las consecuencias provocadas por el COVID-19 en la economía mundial. Las graves consecuencias de la crisis, con un fuerte impacto económico en las empresas tradicionales, van a provocar el surgimiento de nuevos modelos productivos basados en la flexibilidad, el teletrabajo y las nuevas formas de organización.

Basándose en estas tres premisas, las empresas deberán encontrar escenarios en los que poder seguir desarrollando su trabajo habitual, maximizando el beneficio obtenido del mismo gracias a la reducción de costes fijos. A continuación, son algunos de los sectores que previsiblemente van a experimentar un mayor crecimiento durante los próximos años, tras la finalización de la crisis de consumo en la que estamos inmersos en la actualidad.

El comercio electrónico

Con total seguridad, el comercio electrónico va a seguir escalando posiciones en las prioridades de consumo de la sociedad actual, gracias al importante peso que está adquiriendo la tecnología en nuestro día a día. Para el consumidor, ese tipo de opciones tiene una gran cantidad de ventajas, entre las que destaca la posibilidad de comprar cualquier tipo de producto evitando las aglomeraciones y las colas, recibiéndolo en el domicilio indicado en cuestión de horas o de días, dependiendo de la disponibilidad.

De cara a las empresas, invertir en potenciar sus tiendas online también aporta ventajas tales como la reducción de costes fijos frente a opciones más tradicionales en los espacios físicos. No obstante, es importante señalar la complejidad existente en torno a esta cuestión, debido a todos los factores que tenemos que atender con el objetivo de posicionarnos por encima de nuestra competencia, al mismo tiempo que generamos confianza entre nuestros clientes potenciales.

En este sentido, una de las apuestas más exitosas puede ser la presencia en marketplaces. En este tipo de espacios, conviven grandes empresas como Amazon y Aliexpress que cobran una pequeña comisión por cada transacción, a cambio de su amplia base de clientes y su capacidad logística y de transporte. No obstante, dominar dichas plataformas no siempre resulta sencillo, ya que existe una notable complejidad en la subida de catálogos, precios y opciones diversas como gestión de ofertas, envíos y devoluciones. Por ello existen agencias especializadas con las que es posible asesorarse para vender en Amazon u otras plataformas.

Las plataformas de ‘streaming’

En la mayoría de los países europeos se han decretado diferentes estados de alarma que han obligado a los ciudadanos a tener que quedarse en sus casas con el objetivo de minimizar al máximo las posibilidades de contagio del virus. Esto ha servido para que una gran parte de la población se familiarice con las diferentes plataformas de streaming que existen actualmente en el mercado.

Estas plataformas han visto como su volumen de usuarios ha crecido de manera exponencial en las últimas semanas, posicionándose como una de las opciones preferidas a la hora de consumir la amplia variedad de contenido audiovisual que presentan a través de las diferentes series y películas que se pueden disfrutar a través de ellas.

Finanzas e inversiones

Uno de los ámbitos que siempre demuestra un mayor crecimiento cuando concluyen las crisis económicas es lo relacionado con el sector de las finanzas y las inversiones. La sociedad busca nuevas fórmulas con las que rentabilizar al máximo sus ahorros, con el objetivo de protegerse de cara a una posible crisis futura.

En este sentido, son muchas las fórmulas que existen actualmente en el mercado español que ofrecen una rentabilidad media. Es importante tener en cuenta que los diferentes productos financieros en los que es posible invertir nuestros ahorros con el objetivo de obtener el máximo beneficio de nuestro dinero requieren de una formación adecuada o, en su defecto, de orientación profesional.

Las entidades bancarias, conscientes de esta situación, aprovechan este tipo de contextos para lanzar el mercado algunos de sus productos más atractivos. Con los que captar una mayor cantidad de clientes que en épocas normales.

Tecnología

Si de algo ha servido la actual crisis que estamos viviendo provocada por el COVID-19 es por el impacto que puede llegar a tener la tecnología en nuestro día a día. Las empresas han experimentado de primera mano los beneficios de determinados escenarios laborales que no se habían planteado hasta este momento, como es la fórmula del teletrabajo.

Los sectores tecnológicos van a experimentar un fuerte crecimiento durante los próximos meses, provocados por la inversión que las empresas van a realizar en materia tecnológica, con la que nutrir a sus empleados de los productos necesarios como para poder desempeñar sus tareas laborales desde cualquier parte del mundo, con independencia del espacio físico que se encuentren.

El crecimiento de este ámbito tendrá una fuerte influencia en otros sectores, como el de las telecomunicaciones, que tendrán que abastecer a los trabajadores de la infraestructura necesaria para que éstos puedan desempeñar sus tareas con solvencia.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre