Desde que Ciudadanos apoyó al Ejecutivo de Sánchez durante el estado de alarma  y se alejó de las políticas beligerantes cargadas de bulos del Partido Popular y Vox, las encuestas dan una pequeña pero significante subida en intención de voto a los de Arrimadas. Ahora, C,s pretende evitar en las elecciones catalanas los malos resultados que con toda seguridad dará el pacto con el PP en Euskadi.

Así, el Partido Popular insiste en llegar un acuerdo y presentarse con la formación naranja, en listas conjuntas, en unas ya muy próximas elecciones en Cataluña. Ciudadanos da largas.

No obstante, y aunque a priori no parece buena idea, ya que el PP en esta comunidad tiene una ínfima representación, Ciudadanos sopesa la posibilidad, y en función de lo que se vaya desprendiendo de las encuestas, de presentarse en Cataluña con el PP en las provincias de Lleida o Girona.

Si bien es cierto que Ciudadanos, en los pasados comicios catalanes, obtuvo un respaldo histórico en las urnas y fue la fuerza política más votada, las encuestas no auguran para la formación la repetición de aquellos resultados y, Arrimadas es posible que acabe   cediendo a las fuertes presiones, que está recibiendo desde los populares de Casado, en algunos territorios.

Procede traer a colación que Ciudadanos pedía el mismo trato que ahora solicitan para ellos desde el PP en las listas a la Xunta de Galicia y solo obtuvo una negativa tajante de Alberto Núñez Feijóo, que se sabe ganador en su territorio.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre