Prepararse para envejecer de forma activa y saludable es el nuevo reto de las sociedades y el objetivo que Cruz Roja quiere alcanzar poniendo en marcha un nuevo proyecto ‘Atención a personas en proceso de envejecimiento’. Este proyecto esta dirigido a personas que están cerca de los 65 años con el fin de que afronten de manera satisfactoria esta nueva etapa vital y financiado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

En España el 53 % de las personas mayores inician nuevas actividades después de los 65 años. En el año 93 sólo el 9,5 % de las personas mayores de 65 años iniciaban una actividad después de la jubilación.

Las personas mayores forman uno de los sectores de la población prioritarios para Cruz Roja Española, que en 2017 atendió a aproximadamente 243.000 personas mayores mediante diferentes proyectos. Promover un envejecimiento activo y fomentar un cambio en la percepción que existe en la sociedad sobre el envejecimiento, son metas fundamentales en su labor con las personas adultas y mayores.

A través de este nuevo proyecto, Cruz Roja pretende identificar y prevenir algunos factores de riesgo que pueden causar durante la vejez problemas tales como la soledad, el deterioro físico o cognitivo y falta de autonomía personal, entre otros. De esta forma se ayudara a dichas personas a poner en marcha las acciones necesarias para protegerse frente a los problemas ya mencionados, y a disfrutar de una mayor calidad de vida durante la vejez. En lo que va de año, más de 2.900 personas han sido atendidas a través del proyecto.

Por otra parte, la participación del voluntariado es clave en el éxito del proyecto y constituye el soporte mayoritario. La persona voluntaria será fuente de escucha, nexo de apoyo y referente comunitario de la intervención desarrollada en el programa de personas Mayores de Cruz Roja. Actualmente, más de 150 personas voluntarias participan en este nuevo proyecto.

 

Sociedad Envejecida

Según datos del IMSERSO, en España desde hace dos años el número de personas mayores de 65 años supera al de los menores de 15. Esta inclinación aumentará en el futuro y requiere ser planteada mediante un esfuerzo colectivo que garantice la cohesión social y la igualdad de trato y la solidaridad entre generaciones.

El envejecimiento es un proceso natural con el que convivimos desde que nacemos. Cómo decidamos vivir ahora, los hábitos que tengamos, nuestras conductas y actitudes, nuestros conocimientos y experiencias, nuestra red social, nuestro entorno, y nuestra propia idea del envejecimiento y de la vejez influirán en cómo viviremos en el futuro.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre