Cruz Roja sigue su trabajo en Grecia, respondiendo a las necesidades de la comunidad de personas migrantes y refugiadas que viven en apartamentos y alojamientos en la zona urbana de Atenas.

El proyecto atiende a más de 8,270 personas, víctimas de tortura, niños y niñas no acompañados, familias monoparentales, personas con enfermedades crónicas y personas mayores, entre otros. A pesar de que la operación se centra actualmente en proporcionar servicios básicos de salud y apoyo psicosocial, Cruz Roja también busca aumentar la autonomía y resiliencia de los hombres, mujeres y niños migrantes y refugiados, con el objetivo de garantizar derechos como el acceso a protección y a los servicios públicos griegos. El proyecto esta financiado por el Departamento de Protección Civil y Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea (ECHO).

Más de 21,000 personas refugiadas y solicitantes de asilo son ayudadas por el programa de alojamiento ESTIA, del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), que se lleva a cabo en 21 ciudades de Grecia. En Atenas, más de 14.000 de estas personas beneficiarias viven junto a la comunidad local, en diferentes barrios de la capital griega. Estas personas son muy vulnerables y aun viviendo en el entorno urbano, tienen muchas limitaciones que dificultan el acceso a los servicios, sobre todo en cuanto a procedimientos, barreras culturales y lingüísticas, lo que hace que necesiten ayuda continua.

El proyecto actual de Cruz Roja en la zona urbana de Atenas consiste en la provisión de diferentes servicios, como por ejemplo el Centro Pediátrico de Cruz Roja en el barrio de Ambelokipi, que está especializado en cuidados pediátricos, ofrece ayuda para la integración de los niños y niñas refugiados en la escuela; administra vacunas y refiere al sistema de salud público griego los casos que son necesarios. El centro funciona de lunes a viernes y está dotado de personal médico e intérpretes y mediadores culturales cualificados.

Otro de los servicios ofrecidos trata de dos Unidades Móviles de salud con un equipo médico compuesto por una médica general o pediatra, una enfermera y una intérprete se trasladan diariamente a los alojamientos y centros de menores para dar cuidados básicos de salud, o apoyar en la respuesta a emergencias dentro de la región de Attika (en campos de refugiados o en el área urbana), en coordinación con el Ministerio de Salud del país.

Algunos de los servicios que ofrece Cruz Roja van dirigidos a la integración de las personas migrantes o refugiadas, como el Centro de Multiactividad, que esta situado en el centro de Atenas y cuenta con un servicio de apoyo psicológico, clases de idiomas, línea de información telefónica, actividades extraescolares, asesoría paralegal, y actividades grupales e interculturales. El centro también puede ser utilizado para actividades de formación por otras organizaciones comunitarias que lo soliciten.

Para abordar el problema de la barrera lingüística y culturar Cruz Roja ofrece un Servicio de acompañamiento, interpretación y mediación cultural. Un equipo formado por 15 intérpretes y mediadores de Cruz Roja que acompaña a personas migrantes y refugiadas en sus citas en los servicios públicos griegos. Al contar con acompañamiento, las personas refugiadas se sienten más protegidas y seguras al comprender los diagnósticos y prescripciones médicas o los pasos a seguir dentro del sistema de servicios públicos griegos.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre