Foto de Nieves Gómez y Juan Manuel Serrano en Londres.

Más de 200.000 españoles residen en el Reino Unido. A todos y cada uno de ellos les afectará el Brexit. Mucho más aún a quien no disponga de Residencia, ya que necesitará de permisos de trabajo como le ocurrirá a los miles de sanitarios de nuestro país que Gran Bretaña acogió para dar respuestas a sus necesidades de personal en su Sistema de Salud. Hoy, Diario16, ha querido hablar desde Londres con dos españoles que tras muchos años de convivencia en esa ciudad, están dispuestos a no perder lo que con tanto esfuerzo les costó ganar. Ambos tienen trabajos estables, son profesionales bien remunerados y se sienten integrados en una capital cosmopolita en la que, sin embargo, son y se sienten españoles en cada minuto de su día a día. La bilbaína Nieves Gómez y el madrileño Juan Manuel Serrano coinciden en que “les vendieron la mentira de que salir de la UE sería volver al paraíso del imperio británico” .

Gómez, es una bilbaína que lleva 22 años en Londres. Se fue allí con 28 para aprender el idioma y buscarse la vida. Tras más de dos décadas puede ponerse como ejemplo de una auténtica londinense con acento bilbaíno. Primero, sin casi saber inglés, empezó los estudios de Turismo que acabaría como diplomara tres años después. Pero no fue suficiente. La intrépida y valiente Nieves, ya con mayor nivel de inglés, decidió estudiar el grado de Terapeuta Ocupacional. Desde hace diez años trabaja como tal, tiene un buen sueldo y nivel de vida y en este tema ha conseguido labrarse el prestigio profesional de un país del que acaba de obtener la nacionalidad. Actualmente tiene la doble nacionalidad.

Juan Manuel Serrano estudió la carrera de Derecho en la Universidad de Salamanca, pero nunca ejerció como abogado. Hoy, tras más de 17 años en Londres, tiene un buen trabajo como conductor de trenes. También muy recientemente ha conseguido la Residencia en el Reino Unido.

Por tanto, el Brexit no hará peligrar la estancia ni el trabajo de Nieves y Juan Manuel. Así que, casi como dos británicos más, esperan acontecimiento en medio de una crisis política sin precedentes en el Reino Unido y con un Gobierno con menos influencia de la historia reciente de Gran Bretaña.

Historia del Brexit

Para Nieves y Juan Manuel el Brexit ha vivido diferentes momentos desde que se aprobara el referéndum para salir de Europa el 24 de junio de 2016. La española tiene grabada a fuego como “al día siguiente del referéndum sobre el Brexit, cuando llegué al trabajo, en el primer minuto, fue un impacto emocional muy grande. La mayoría de mis compañeros, entonces trabajaba de terapeuta ocupacional para un ayuntamiento a media hora de Londres, estaban supercontentos y teníamos un email para todos los trabajadores donde nos decían que teníamos subvenciones de la UE y que eso tendría su repercusión en nuestros contratos, pero que de momento todo seguiría igual”.

Nieves Gómez: “Los británicos creen que no va a pasar nada”

El conductor maquinista londinense, que se refugia cada mes con su pareja en el lugar donde estudió la carrera de Derecho, en Salamanca, donde se compró un piso, recuerda las tres fases que se han vivido en el Reino Unido con el Brexit: “Ha habido diferentes maneras de vivirlo, al principio, durante las negociaciones y ahora”. A su juicio, “al principio fue de frustración y tristeza, durante las negociaciones fue de confusión y también de negar la realidad, y ahora es una sensación de no haber creado un proyecto de futuro para el país”.

Juan Manuel que los compañeros de trabajo votaron mayoritariamente que sí al Brexit y creo que hoy “muchos de ellos no votarían”. Sin embargo, se ha creado en Inglaterra algo nuevo: “un movimiento europeista que antes no existía”, explica.

Este español residente en Londres tiene claro que el voto del Brexit fue el “voto contra la inmigración”.

Los españoles con un bobby inglés.

Falta de proyecto

“El problema es que el Reino Unido no sabe hacia donde va, no hay un plan, hay mucha incertidumbre”, insiste Juan Manuel Serrano.

Curiosamente, Nieves y Juan Manuel, que hoy son muy amigos y coinciden tanto en Londres como en España, se conocieron en un templo budista en la práctica de mindfulness.

Nieves trabaja con la mayoría de personas británicas. Y, según observa, no ve ningún nerviosismo en el ambiente. Dicen “no va a pasar nada”.

A su juicio, “ni los británicos sabes aún cómo va a afectar esto a la inmigración, ni tan siquiera a los europeos”.

Para la bilbaína con doble nacionalidad está convencido que “si al final el Reino Unido se alía con EEUU, con China o India va a haber incluso más inmigración”. Y sí nos preocupa el Sistema Público de Salud, “porque como adopten el sistema de EEUU, como dicen, perderemos en calidad”.

Apúntate a nuestra newsletter

3 Comentarios

  1. Este reportaje deja claro que los británicos no sabían lo que votaban y ahora a muchos les gustaría poder dar marcha atrás.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre