Vox, socio de gobierno del Partido Popular en Andalucía, se ha lanzado al cuello del presidente Juan Manuel Moreno Bonilla. ¿Preparan los ultras un abandono del apoyo parlamentario y, por tanto, provocar una crisis de gobierno en San Telmo?

Ha sido el portavoz parlamentario del partido ultra, Alejandro Hernández, quien ha lanzado duras críticas contra el presidente andaluz por, según la interpretación de la ultraderecha, ser «incapaz de pelear por lo que dice defender» en la Conferencia de Presidentes celebrada ayer. Hernández ha lamentado, igualmente, que la Junta de Andalucía «sea incapaz de pelear por los intereses de los andaluces» y que sean los «más desleales, los más insolidarios y los que menos necesitan, los que se lleven de forma abusiva la mejor parte».

El portavoz de Vox ha advertido, además, que «haría bien Moreno en cambiar la táctica respondiendo al desaire con el desafío. Por ejemplo, recogiendo el guante en materia de inmigración irregular y en plena avalancha de pateras con una respuesta enérgica al problema».

Por otro lado, Hernández ha dejado caer una amenaza velada al afirmar que, aunque Vox apueste por la estabilidad del gobierno de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla debe ser consciente «de quiénes suman y quiénes restan, sobre todo cuando se hace fotos con los sindicatos. La Junta debe ser consciente de que los desplantes a Vox tienen siempre un precio al que además se le están acumulando muchos intereses«.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre