Una de las principales características que diferencian a las empresas de éxito, es su capacidad de distinguirse del resto, definiendo un estilo propio y marcando su impronta para hacerse reconocible con facilidad y destacar sobre la competencia.

No es esta, una labor fácil, requiere tiempo y esfuerzo llegar a ser un referente en cualquier sector. Asimismo, es necesario prestar atención a los pequeños detalles que pueden marcar la diferencia y que generan confianza en posibles clientes.

Como puede ser, disponer de un sello personalizado, que no sólo simplificará algunas tareas recurrentes, además es una forma de generar una buena imagen corporativa, dando un aspecto más institucional a los documentos propios de la empresa.

El sello que siempre te acompaña

Hoy en día disponemos de sellos de bolsillo con diseños innovadores, que se pueden transportar con total comodidad. Se despliegan listos para la impresión presionando ligeramente con el dedo, permitiendo acuñar fácilmente en cualquier lugar.

Estos sellos de pequeño tamaño, son tan ligeros como un bolígrafo común y permiten la impresión de varias líneas, con una definición de calidad para que la información se pueda ver con total nitidez.

Los sellos de bolsillo tienen su propia almohadilla de tinta incorporada, que se puede cambiar sin dificultad alguna. Sólo hay que sustituir el cartucho, permitiendo incluso cambiar de color.

Por otro lado, es importante mencionar que no manchan y se pueden transportar con total seguridad, ya sea el bolsillo, en su interior o enganchado con el clip, o bien dentro de un bolso, mochila o maletín.

Sellos exclusivos

Gracias a los avances en tecnología de fabricación de los sellos, es posible solicitarlos completamente personalizados, con diseños más elaborados, en los que pueden aparecer iconos, logotipos o por ejemplo firmas personales.

Por supuesto, siguen estando los clásicos sellos fechadores o numéricos, imprescindibles para el trabajo en muchas oficinas o consultas, y que ahora se pueden customizar, añadiendo información extra acerca de la empresa.

Por otro lado, estos sellos de última generación incorporan el entintaje automático, esto quiere decir que ya no es necesario tener una almohadilla de tinta a un lado, pues ya viene incorporada en el mismo sello y su recambio es bastante simple.

Por lo general, están fabricados con goma de caucho, un material tan maleable como resistente, que permite modelar los diseños con mucha precisión y a su vez facilita el estampado en cualquier superficie, sin perder su forma original.

Otros usos del sello, más allá de la oficina

Aparte del uso cotidiano de estos sellos en empresas de distintos gremios, ya sea para oficinas o transportistas, existe todo un abanico de posibilidades para usar estos sellos a nivel personal.

Uno de los más solicitados, es el sello de boda, con el que las parejas pueden crear un diseño especial con una fecha tan señalada, para estampar en todas las invitaciones o en los detalles que se suelen regalar. Sin duda la mejor manera de sellar su amor.

Por otro lado, también están los sellos textiles, que permiten imprimir en la ropa, algo de gran utilidad para marcar, con los nombres o algún dibujito, las prendas del colegio y así evitar extravíos.

En definitiva, se trata de elegir el sello que más se adapte a nuestras necesidades, tanto en tamaño, forma y color, por supuesto siempre contando con un diseño particular y único.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 − 1 =