La ex secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, ha declarada esta tarde desde su casa por las restricciones de la pandemia. Con mascarilla y algo desmejorada en su imagen, la que fuera ministra de Defensa niega la mayor a Bárcenas, que cobrara dinero negro, como se recoge en los papeles del ex tesorero, y rechaza reconocer también hasta que parte de las obras de Génova se pagaran en negro. Lo esperado.

Cabe recordar que, Cospedal, al comparecer en condición de testigo, está obligada a decir la verdad y tendrá que responder a las preguntas formuladas por todas las partes.

Así, Cospedal niega conocer ante el juez si parte de la reforma de la sede del PP en la calle Génova de Madrid se abona en dinero negro. «Se pagó una gran cantidad, mediante facturas ordinarias. La cantidad que se pagó de manera legal es lo suficientemente abultada como para que no tenga que haber otro pago. Esa teoría me parece bastante inverosímil». 

Además,  asegura no conocer donaciones al Partido Popular que excedieran los límites legales, que sí manifestó que existían Luis Bárcenas. «Eso es falso», declara la exsecretaria general del PP. Niega haber recibido las cantidades que aparecen junto a su nombre en los ‘papeles de Bárcenas’. «Lo único que sé es que puse una demanda contra esta persona [Luis Bárcenas] para defender mi derecho al honor, que le he ganado», dice.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre