En todos los países donde se ha decretado el confinamiento para luchar contra el coronavirus las medidas coinciden con la indicación por parte de los gobiernos de los establecimientos en los que se pueden comprar los productos esenciales y a los que la ciudadanía tiene permitido el desplazamiento. Lo habitual es que sean establecimientos donde poder adquirir alimentos, gasolineras o farmacias para la compra de medicamentos.

Sin embargo, en los primeros días de confinamiento en ciertos estados de Estados Unidos ha sorprendido que se haya permitido la apertura de las tiendas en las que se comercializa legalmente la marihuana. Esto no es otra cosa que el reconocimiento de que esta droga es un producto esencial, ha informado The New York Times. Por tanto, la igualan a la leche, el pan o la carne.

Al igual que ha pasado en otros países, en Estados Unidos ha sorprendido el acaparamiento de papel higiénico y el consumo de desinfectante para las manos, además de las mascarillas, se ha disparado…, lo mismo que con las armas. Sin embargo, en estados como Oregón, Michigan o Calilfornia, donde la venta de marihuana es legal, también hubo un acaparamiento que llevó a elevar la demanda al 150%. Incluso se llegaron a organizar colas interminables en las puertas de estos establecimientos:

En el estado de Nevada, por ejemplo, se permite la venta siempre que no se produzcan aglomeraciones o grandes colas por lo que las tiendas han instado a los clientes a que hagan sus pedidos on line o que pidan cita previa.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre