Ante la crisis provocada por la pandemia del coronavirus COVID-19, el Consejo de Ministros aprobó ayer un Plan de Contingencia contra la violencia machista con el objetivo de proteger a las mujeres, y a las niñas y niños que sufren este tipo de violencia. Según adelantaba Europa Press, “las víctimas que sufran una emergencia domiciliaria por violencia de género podrán mandar un mensaje de alerta por mensajería instantánea con geolocalización a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado”.

El Ministerio de Igualdad informó que “en virtud de este plan se activará este nuevo recurso de emergencia”, además de habilitarse “un Chat sistema de mensajería instantánea para la contención y asistencia psicológica en situación de permanencia en domicilios, que será gestionado por la Administración Centro”. Este plan de contingencia contra la violencia machista “estará vigente durante el estado de alarma decretado por la expansión del coronavirus y “ha sido impulsado por el Ministerio de Igualdad, departamento que quiere proteger a las víctimas de la violencia de género ante el confinamiento domiciliario, ya que en muchas ocasiones deben permanecer junto a sus agresores”.

A través de este plan, Igualdad busca “prevenir, controlar y minimizar las posibles consecuencias negativas en las vidas de muchas víctimas de violencia de género devenidas de las medidas de confinamiento”, informa EP. Con este objetivo, además, “el plan incluye declarar servicio esencial todos los servicios de asistencia integral a las víctimas de violencia contra las mujeres”. Esto implicaría que “se debe garantizar el normal funcionamiento de los dispositivos de información durante las 24 horas, así como la respuesta de emergencia acogida a las víctimas en situación de riesgo, incluidas las mujeres que precisan abandonar el domicilio para garantizar su protección”.

De igual modo, advierten que “debe asegurarse el normal funcionamiento de los centros de emergencia, acogida, pisos tutelados, y alojamientos seguros para víctimas de explotación sexual y de trata; y la asistencia psicológica, jurídica y social a las víctimas de manera no presencial (telefónica o por otros canales)”. Asimismo, desde Igualdad “remarcan que las mujeres en situación de aislamiento domiciliario  pueden ver dificultado o imposibilitado el acceso a los medios habituales de comunicación y denuncia de situaciones de violencia de género”. Por ello, “defienden la necesidad de articular las medidas necesarias para garantizar el adecuado funcionamiento de los servicios destinados a la protección de las víctimas de violencia de género, así como la adaptación de las modalidades de prestación de los mismos a las circunstancias excepcionales a las que se ve sometida la ciudadanía durante estos días declarados de Estado de Alarma”.

Otros recursos para la prevención de la violencia machista a nivel autonómico

La Delegación contra la Violencia de Género, según la información publicada por Europa Press, “ha requerido a las comunidades autónomas que informen sobre cuáles son los recursos que están disponibles en sus respectivos ámbitos territoriales, tanto telefónicos y online, en la situación actual para su inmediato traslado a la empresa que presta el servicio  del 016, teléfono de atención a mujeres maltratadas”. Por otro lado, para intensificar la coordinación con las comunidades autónomas, el Ministerio dirigido por Irene Montero, “valorará la posibilidad de convocar próximamente la Comisión Técnica de la Conferencia Sectorial del ramo, a través de videoconferencia”.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre