Sorpresa en Rusia 2018 y en la historia de la Copa del Mundo: Alemania, la actual campeona que ostenta cuatro estrellas en su camiseta ¡ha quedado eliminada! La última vez que se tuvieron que marchar a casa en la primera ronda fue en París 1938, hace nada menos que ochenta años. Entonces, Suiza ganó 4-2 a una Alemania que jugaba con la esvástica en su camiseta a las puertas de la Segunda Guerra Mundial.

Afortunadamente, ahora las circunstancias sociopolíticas nada tienen que ver, pero los seguidores de la selección germana han recibido un mazazo con una eliminación de la que, probablemente, ninguno de ellos tenga recuerdo de haber vivido con anterioridad.

La selección germana no sólo ha sido incapaz de ganar a Corea del Sur –con lo que se hubiera clasificado directamente– sino que, al mismo tiempo, Suecia goleó (0-3) a México en el otro partido del grupo F. De esta forma, las dos selecciones jugarán los octavos de final y Corea se despide de la Copa del Mundo con la cabeza alta.

Las cosas no estaban nada claras antes de esta jornada, pero lo más lógico era que México y Alemania consiguieran, al menos, un empate y pasaran a la siguiente fase. Durante los noventa minutos de juego simultáneo se dieron casi todas las posibilidades: Hasta el minuto 50, México y Alemania clasificadas; con el primer gol de Suecia, pasaban México y Suecia, mientras que las esperanzas alemanas desaparecieron con el primer gol de Corea en tiempo de descuento.

La selección de Alemania estuvo convencida en todo momento de que iba a marcar, al menos, un gol. Y tuvo muchas oportunidades para hacerlo, pero los nervios aparecían a medida que transcurrían los minutos y, en el descuento, llegaron los goles coreanos. Todos los jugadores alemanes habían subido al ataque, incluido el portero Manuel Neuer, pero ni así fue posible.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una falta y un contraataque dieron los dos goles a Corea. El primero, con visita al VAR que demostró que el balón llegó rebotado de Kroos y no había fuera de juego. El segundo, un contrataque con los alemanes a la desesperada que habían dejado la portería vacía y los coreanos sólo tuvieron que correr para empujar el balón al fondo de la red.

Suecia golea a México (0-3), pero pasan los dos a octavos

México jugaba en dos estadios al mismo tiempo. Los aficionados aztecas animaban a sus jugadores y, a la vez, a distancia a los de Corea del Sur. Al parecer, toda su fuerza fue a parar al estadio de Kazán, donde ganaron los asiáticos, mientras que Suecia goleaba a México y le apeaba de la primera plaza, pero no de la clasificación.

La selección azteca sólo necesitaba un empate para asegurarse la primera plaza del grupo F y salió convencida de que podría conseguir, al menos, ese resultado. Suecia salió con mucha fuerza y a México le costó parar ese ímpetu y conseguir acercarse con peligro a la portería de Robin Olsen, con algunas oportunidades de Chicharito.

Así fueron las cosas hasta que pasaron cinco minutos de la segunda parte, cuando Viktor Claesson cruzó un centro de derecha a izquierda y Ludwig Augustinsson remató al fondo de las mallas (0-1).

A partir de entonces, Suecia se vino arriba y consiguió acceder a las entrañas del equipo mexicano sin encontrar reacción alguna. Hector Moreno hizo penalti sobre Marcus Berg y el capitán Andreas Granqvist transformó la pena máxima (0-2).

México decidió darlo todo para intentar paliar el resultado, pero no consiguieron contrarrestar el ímpetu sueco. Diez minutos más tarde, Edson Álvarez marcó un gol en propia meta para llevar el definitivo 3-0 al marcador.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?
Compartir
Artículo anteriorEn un lugar de La Mancha
Artículo siguienteEl doble efecto Manada
Periodista con 27 años de profesión a sus espaldas, ha trabajado en medios de Comunicación de Extremadura y Castilla y León, además de colaborar con prensa económica como el Cinco Días y de poner en marcha su propia agencia de Comunicación Comunica2, que se ha caracterizado por la organización de eventos nacionales e internacionales y gabinetes de Comunicación para empresas públicas y privadas. También ha dirigido campañas de Comunicación Política y asesorado a personajes públicos. Según su criterio, los principios básicos del Periodismo, sólo pueden tener como base la libertad de expresión. Algo que empresas e instituciones políticas se han ocupado de manejar en favor de sus intereses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

uno + 5 =