Foto de laopiniondezamora.es

Ministros en procesión. Como hormigas yendo al rosario. Cantando elegías militares. Un estribillo, poco o nada comercial, dice que son novios de la muerte. Ya ves tú estos fúnebres fanfarrones knock-knock-knocking on heaven’s door. Menudo honor. ¿Y los que somos amantes de artistas vegetarianos qué? Desde luego no me están representando. Porque, en mi caso, entre las dudas existenciales que eso me provoca (¿comerá queso?) se salva una: sé que quiero vivir el sueño eterno en su cama.

Quizá no sea esta la mayor burla al miedo. Pero, conscientes del poco rato que dura eso, practicamos sexo toda la Santa Semana. Algo es algo cuando a mis veintitantos sigo condenada a un incierto futuro. Aunque esto hoy siquiera lo protestaré (hay caprichos de amor que una dama no debe tener). Tampoco diré nada de ese espectáculo que se repite año tras año, para ser más exactos desde hace 2018 años -según datan-, y, supongo que será bueno, porque todavía tiene público.

Me gustaría hablar del calvario de las banderas que ondean a media asta, no vaya a ser que les dé un golpe el vientecillo de la libertad, y del martirio de aquellas voces de la cofradía de la Santa Inquisición. Quiero decir, Constitución. Pues por sus arrugas se filtra la desolación propia de los que algún día se creyeron salva-patrias a vísperas de confirmar que la han conducido al colapso político y jurídico. Esos mismos que además mienten al negarlo, los que nunca han sabido mantenerse dentro de la Ley y, sin embargo, no dejaron pasar la tentación de ver a Carles Puigdemont con look de presidiario por liderar la causa de dos millones de ciudadanos. Un conflicto que sabemos es de naturaleza constitucional.

No desearás el mal ajeno reza uno de los Diez Mandamientos. ¿Nadie les ha dicho que para gobernar la eternidad hay que dejar algunos vicios? Además, ¿a qué Gobierno le puede importar la unidad patria después de muerto Jesús?

Si Dios existe quizá tenga algo preparado para esta gente. Quiero pensar que el día del juicio final será él el abogado de oficio del MH President. Aunque claro, tendrán respuesta fácil: sediciosos todos, la humanidad entera… En fin. Ya pueden quemar incienso que ni así cubren este olor rancio, a podredumbre. La peste de la descomposición de un país, de la resurrección del nacionalcatolicismo. No pretendo abusar de la imaginación del lector, pero creo que no está de más sugerir que los valientes que dicen que nos gobiernan emprendan la carrera de monaguillos. Tal vez deberían valorar la posibilidad al haber quedado demostrado que gobernar no saben.

En todo caso, el obituario está preparado. Las campanas siguen mudas en el campanario. Solo repican a difunto. España ha cavado su propia tumba. La fuerza del independentismo catalán, que con razón no se resigna a dictar algo de testamento, es inversamente proporcional a la ignominia del Estado español.

Algunos la visitarán por su cumpleaños, otros seguirán ladrando a las puertas del cielo, más antes que después habrá que enfrentarse al delicado momento y asumir el poder igualitario que tiene la muerte. Por favor, que venga ya el cura a dar la extremaunción. El sacramento no se lo negaremos.

 

Sofia Royo Andreu
Politóloga. PhD candidate
Universidad de Granada – Maastricht University
@sofiaroan

6 Comentarios

  1. Que hacen esa banda de mamarrachos en primera fila, quizá estén esperando a que se baje de la cruz Nuestro Señor Jesús para sustituirlo en la cruz uno tras otros; así cogáis todos una larga enfermedad que os imposibilite razonar, so golfos; llamar al Guindos que ese es muy católico y sabe robar bien por las noches; Golfos farsantes.

    • Me ha tocado la fibra, porque nombrar a de Guindos es nombrar la bicha. Ahora ha huido a Europa para que no se lo coman vivo los 305.000 accionistas de Banco Popular.
      Si yo fuera Herodes, no preguntaría a quien quiero librar, si a Cristo o a Guindos. Cristo saldría indemne. Y el segundo ladrón colgado en cruz sería Ana Patricia Botín, la muy hija de su padre.

      • Siempre ha existido una mano poderosa, que con el tiempo coloca a cada uno en su sitio.
        Este hijo de la gran puta, va acabar pidiendo lo despene la vida, al tiermpo.
        A la de las bragas rojas a lo mejor le da el descanso eterno junto a su papaito, de la manera mas cruel -que la naturaleza le mande lo que su cuerpo no pueda aguantar.

  2. Vergüenza por la comedia ministril. Felicitaciones sinceras, señora Royo. Un magnífico estudio sobre la realidad de esta desgraciada España en este desgraciado momento. Pero todo se superará, los catalanes somos tenaces, trabajadores, ahorrativos pero, esencialmente en este momento, una sociedad esperanzada e ilusionada. Pronto llegará el fin del calvario.

  3. Me encanta el segundo párrafo de su escrito, especialmente cuando comenta:
    Pero, conscientes del poco rato que dura eso, practicamos sexo toda la Santa Semana. Algo es algo cuando a mis veintitantos sigo condenada a un incierto futuro.
    No se preocupe, bella dama. Hallarà usted con quien compartir su vida.
    Solo una observación: no hace 2018 años. Pongamos….1985 ?

  4. No se entristezca usted, señora Royo. Hallará el hombre de sus sueños que le acompañará toda la vida. Segundo párrafo de ku escrito, sublime.
    Pero no son 2018 años…pongamos 1985 ?

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre