La Iglesia viene percibiendo del Estado fundamentalmente de las aportaciones anuales a Hacienda la cantidad de 11.000 millones de euros. De su cosecha particular (pase de los “cepillos” en los actos religiosos), suele percibir 240 millones al año. Con tantos ingresos, ¿dónde está la ayuda de la Iglesia para paliar la pandemia del coronavirus, la pobreza y la exclusión social?. ¿Cree que es suficiente darle de comer a 100 personas en una parroquia catalana, como ha salido a relucir en los medios informativos?.

Hemos podido conocer que el IMV (ingreso mínimo vital) atenderá a 850.000 familias, o sea del orden de 2,3 millones de personas y con pagas que oscilan entre los 461 y 1015 euros mensuales, el coste al Estado será de 3.000 millones de euros anualmente, lo que significa que de tener la Iglesia sensibilidad social y voluntad, con todos los ingresos que percibe, perfectamente podría hacerse cargo de éste acuciante problema que tanto afecta a las personas más vulnerables y desfavorecidas.

Incomprensible, que los diversos gobiernos socialistas hasta ahora incluido el actual, hayan seguido manteniéndole el privilegio a esta retrograda Iglesia Católica. De tener voluntad política Pedro Sánchez y su Gobierno, podrían utilizar todas las herramientas que tienen en sus manos para cortarle tanto poder económico en gran medida hecho de forma cuando menos irregular o con la declaración anualmente de la renta, no pago del IBI de sus propiedades, ni devolución de las propiedades inmatriculadas de las que se apropiaron  ilegalmente, debiendo estas serles expropiadas y pasen a pertenecer al Patrimonio del Estado, juntas con las que pasaron a ser de su pertenencia sin apenas coste como el caso de la Mezquita de Córdoba y otras 29 catedrales y templos, acogiéndose a la ley expresamente aprobada por el gobierno de Aznar en 1998, con la connivencia y complicidad de éste. Desde entonces y hasta 2015, la Iglesia Española inmatriculó unas 4.500 propiedades,

La Iglesia admite poseer 22.999 parroquias y 827 monasterios, a lo que habría que sumar pisos, garajes, cementerios, colegios o casas del cura en pueblos, pero no hay registros públicos. Lo que sí ofrece la Conferencia Episcopal en su memoria de actividades, son datos de algunos de los inmuebles que “aportan un beneficio a la sociedad”, desde las mencionadas parroquias y monasterios, a los 3.168 bienes inmuebles de interés cultural, los 616 santuarios o los 22 bienes Patrimonio de la Humanidad (la mitad de los existentes en nuestro país).

Se suman los 2.593 colegios católicos, 15 universidades, 22 facultades eclesiásticas o 71 institutos superiores, todos con sus sedes. O en el ámbito socio-sanitario, la propiedad de 65 hospitales, 56 ambulatorios o dispensarios y 773 residencias de ancianos y discapacitados. En el estrictamente social manteniéndoles servicios de éste tipo en diferentes “obras de acogidas”, siendo la más significativa Caritas.

Lo mismo ocurre con el mantenimiento de los curas castrenses y no se concibe la prestación de servicios religiosos en hospitales públicos y el pago por el Estado de los profesores que en los colegios públicos y concertados incomprensiblemente imparten la asignatura de religión, siendo libremente contratados a través de los respectivos obispados y en muchas ocasiones por éstos, arbitraria e injustamente cesados en sus funciones o despedidos.

Aparte de su propia emisora 13TV pagada con nuestros impuestos, la inexplicable utilización de la RTVE publica para retransmitir sus oficios y actos religiosos, con ideario manifiestamente de carácter ultraconservador y mensajes homofobos incluidos. La Iglesia invierte un 33% ( 9 millones de euros) más en su emisora que en Cáritas (6 millones), que se dedica a luchar contra la pobreza y la exclusión social

Y el educativo beneficiándose desde la época franquista mediante la enseñanza privada concertada, que con ideario religioso incluido es injusta, arbitraria y discriminatoria, pues no permite el acceso a la misma de niñas y niños de familias humildes. En consecuencia, se trataría de denunciar y derogar el Concordado entre el Estado Español y el Vaticano, para acabar ya con tantos privilegios de la ultraconservadora Iglesia.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorBrasil 2020 contra el viento
Artículo siguienteEl delegado del PRM asesinado era camarero de la UASD
Militante de los sindicatos ingleses (Trade Unions) desde 1971 y hasta mi regreso de Londres en 1976. Afiliado a la UGT y al PSOE en Londres desde junio de 1972. Cofundador y coordinador sindical de la F.A.E.E.R.U. (Federación de Asociaciones de Emigrantes Españoles en el Reino Unido). Fundador de la cooperativa de servicios PAILARCA (Pablo Iglesias-Largo Caballero). Miembro de los dos primeros comités regionales del Partido Socialista Canario -PSOE- 1977-1985 y por esas mismas fechas, miembro de las primeras ejecutivas insulares de Gran Canaria del PSOE y de la UGT. Cofundador en 1980 de Izquierda Socialista y su coordinador en Gran Canaria hasta 1989. Miembro del primer Consejo Federal de la Emigración del PSOE. Presidente del 1er. Comité de Empresa por la UGT del Hospital Materno Infantil de Gran Canaria. Concejal de deporte y de los distritos: Isleta, Santa Catalina y Guanarteme del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, legislatura 1983.1987. Miembro de la Comisión Permanente de Deporte de la FEMP (Federación Española de Municipios y provincias) y del pleno del CSD (Consejo Superior de Deporte). Cofundador en 1991 de la Fundación Juan Negrín y su secretario durante 23 años (hasta 2014).

8 Comentarios

  1. La iglesia tiene su canción mentirosa mientra lo esencial agoniza.

    TODOS SE CREEN SENSIBLES Y ARTISTAS Y «GRANDES».
    Sí, cada ser humano se cree inteligente, pero en verdad no lo es.
    Cada ser humano se cree justo, pero en verdad no lo es.
    Cada ser humano se cree respetuoso con cualquier bien, pero en verdad no lo es, ¡no!
    El ser humano se cree todo eso porque, en claro, se remite siempre a su ego vanidoso y a su antropocentrismo.
    Pero, para ser sensible de una cosa A, objetivamente tienes que ser consciente de la cosa A (esto un tonto lo sabe), pero nunca los seres humanos son conscientes de la cosa A; al contrario, ellos si pueden la patean, la putean, la crucifican, la niegan y la hacen agonizar de la manera más fría e inconsciente.
    La verdad es que el que sí es sensible es ése que acabas de silenciar o de vetar-fusilar inhumanamente, pues el que es sensible siempre está silenciado, desprotegido, agonizado y apuñalado por seguro por ti cada instante (¡ésa es la transparente y pura verdad!, o la pobre verdad… si no la matan dentro de poco también los HdP). José Repiso Moyano

  2. Toda la conducta de la iglesia católica y de las otras, es incrementar sus riquezas y su poder sobre la sociedad. Esta es la única razón de existir de todas las sectas religiosas: el poder y el dinero. Recomiendo leer: «La puta de Babilonia», «Opus Diaboli», «La historia criminal de cristianismo»

  3. Entre pillos y polluelos,
    elijo a nadie.
    Todo demuestra que lo que ha hecho la iglesia es SALVARSE A SÍ MISMA (lo contrario que hizo Jesucristo, que salvó a todo menos a él mismo)

  4. El mundo es un hervidero de creyentes dispuesto a salvarnos por las buenas o por las malas. Los humanos, por lo que parece, no podemos vivir sin dioses; llámense Ala, Buda, Cristo, Clase o Nación (el Dios laico). Cada una con su libro su iglesia sus sacerdotes y sus papas.

    Pero no todos son iguales.

    Mientras unos, se han resignado a dejarnos vivir, otros no nos perdonan que no comulguemos con sus ruedas de molino. La Iglesia Católica representa a una religión domesticada con la que «hoy» se puede convivir.

    Por contra el islam y los nacionalistas (con ayatolá Puigdemont a la cabeza) son más beligerantes que nunca y no han renunciado a imponernos sus credos.

    Como hagamos lo que hagamos la humanidad va a seguir creyendo en dioses más valen que crean en el dioses, con el que se puede convivir. Porque con la Iglesia Católica pasa como con la democracia; que no son buenas pero si las eliminamos lo que vendrá será peor.

    Los ateos españoles deberíamos estar agradecidos a Dios por tener Democracia como sistema político e Iglesia Cristiana como religión. 🙂

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre