Desde el gobierno de Reino Unido hacen un llamamiento a la población: tener gripe y COVID-19 al mismo tiempo aumenta significativamente el riesgo de muerte. Por este motivo recomiendan que todas las personas vulnerables se vacunen contra la gripe.

El 43% de las personas con ambas infecciones fallecieron, en comparación a las que solamente dieron positivo al COVID-19, que fueron el 26.9% según un estudio desarrollado en Reino Unido en la primera ola de la pandemia. Los datos se refieren a personas que habían sido hospitalizadas y fueron sometidas a pruebas de detección de ambos virus, según ha explicado el profesor Jonathan Van-Tam, subdirector médico de Inglaterra. Ha señalado el experto que la diferencia entre las tasas de mortalidad en estos casos hace que sea importante prestar atención a la circunstancia.

Según han explicado estos expertos, habría alguna evidencia para señalar que hay una especie de «competición» entre los virus, y que en base a esta teoría, los que tienen gripe tendrían menos probabilidades de contraer COVID-19.Sin embargo, Yvonne Doyle, directora médica de Salud Pública de Inglaterra, señala que «este no es el año para ver cuál prevalece».

El gobierno de Reino Unido ha comprado este año más vacunas contra la gripe que nunca: treinta millones de dosis que se irán dispensando entre las personas más vulnerables en primer lugar. Se vacunará primero a las personas mayores, y a los niños de dos y tres años para protegera los primeros. Todos los trabajadores del ámbito sanitario serán también vacunados en la primera tanda.

El año pasado, según los datos publicados, sólo el 44,9% de los grupos en riesgo se vacunaron y este año se espera que se alcance al 75% de la población de riesgo.

En España se esperan menos infecciones de gripe este año

El uso de mascarilla de manera obligatoria no solamente nos protegerá del COVID-19, sino que se espera también que la incidencia de casos de gripe se reduzca notablemente este año, según han informado los expertos sanitarios españoles.

Sin embargo, ayer se lanzó la campaña desde el Ministerio de Sanidad: «Yo me vacuno. Este año marco la diferencia», con el objetivo de reforzar la vacunación contra la gripe, que se adelanta a la primera quincena de octubre con el objetivo de evitar una sobrecarga del sistema sanitario, ya saturado por el COVID-19.

En España la campaña de vacunación comenzará por los más mayores y por el personal sanitario. Se busca evitar complicaciones y fallecimientos en personas vulnerables, evitando también la sobrecarga del sistema asistencial, antes de que convivan ambos virus.

Se ha realizado una compra extraordinaria de 5 millones de dosis de vacunas contra la gripe y se espera alcanzar el 75% en personas mayores de 65 años y profesionales del ámbito sanitario.

El año pasado se logró alcanzar una cobertura del 53% en mayores de 65 años, el 40% en personal sanitario y el 48% en mujeres embarazadas. Con la vacunación se evitó un 26% de las hospitalizaciones, un 40% de ingresos en UCI y un 37% de muertes atribuibles a la gripe.

El propio presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha hecho un llamamiento para que los españoles (todos) se vacunen contra la gripe este otoño, como forma de luchar contra la pandemia de COVID-19.

“Tendría un efecto bueno, reducir el número de personas que la tenga, no lo haría en un grado muy alto, pero sí lo suficiente el número de cuadros compatibles con el coronavirus y daría menos problemas para identificar cuadros distintos de COVID-19 y gripe”, ha señalado Fernando Simón.

Según el Instituto Nacional de Estadística, en la temporada de gripe estacional entre octubre de 2017 y septiembre de 2018 fallecieron en España 19.61 personas a causa de la enfermedad. Según los cálculos del Centro Nacional de Epidemiología la cifra podría haber alcanzado 15.000 personas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre