La Guardia Civil y la Agencia Tributaria han intervenido 1.095.000 mascarillas tipo KN95, 1600 teléfonos móviles, accesorios de telefonía y ropa que pretendía embarcarse destino a Orán (Argelia) e investigan a cinco personas por delito de contrabando.  

Los agentes encargados del control de mercancías y vehículos en el puerto de Almería, según informa la Guardia Civil en un comunicado al que ha tenido acceso Diario16, localizaron la mercancía incautada en el fondo de cuatro semirremolques sin paletizar en cajas de diferentes tamaños y mezclada entre carga legal, para dificultar la acción inspectora que se lleva a cabo en el P.I.F. (Punto de Inspección Fronteriza).

La mercancía intervenida, cuyo valor supera los 3.600.000 euros, no venía reflejada en la documentación presentada, y se investiga a cinco personas por delito de contrabando tras el estudio de dicha documentación. 

Riesgo para el consumidor

Este tipo de prácticas, además del daño en el ámbito de la propiedad industrial y su impacto económico, supone un riesgo para el consumidor final al carecer de controles de calidad y seguridadque garanticen tanto los procesos de fabricación como los materiales (textil, químicos, complementos…) empleados para su elaboración.

Equipos conjuntos de trabajo

La Guardia Civil y la Agencia Tributaria conforman la Unidad de Análisis de Riesgos con el principal cometido de realizar actuaciones dirigidas a evitar robos, fraudes y comercio de artículos falsificados o no declarados, así como fomentar las  actividades informativas y formativas dirigidas a comerciantes y consumidores sobre seguridad en el ámbito comercial, siendo uno de los objetivos que se aprenda a distinguir los fraudes y sepan cómo actuar ante ellos.

Para más información pueden establecer contactar con la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil en Almería en los teléfonos 950621956/680411337.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorSer los primeros
Artículo siguienteLa adicción: la enfermedad de los “paraísos artificiales”
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre