La líder de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, de la que ya sabemos que firmaba documentos como arquitecta años antes de serlo, es otra vez noticia por otro oscuro asunto, la ultraderechista madrileña alquiló su propio loft como oficina sin tener licencia. Continúan las trampas de Monasterio.

Según informa y documenta hoy La Ser, Rocío Monasterio y su esposo, Iván Espinosa de los Monteros, compraron un local de 296 metros cuadrados sobre el que pesa un préstamo de 436.231 euros y en 2002, la presidenta de Vox en Madrid trasladó allí su estudio de arquitectura, antes de obtener la titulación con el nombre de ‘Rocío Monasterio y Asociados SL’, ese mismo año, Monasterio, en persona, solicitó una licencia para cambiar la puerta de entrada del garaje.

Después de vivir allí, Monasterio dejó ese local, trasladó su estudio de arquitectura a otro edificio, desde entonces, el matrimonio de Vox ha tenido varios inquilinos.

Uno de los arrendatarios del local de Menorca 15 fue la empresa ‘Havaianas’ – Alpargatas Europe-, que entró en ese local en 2008, pagando 11.700 euros al mes, más un depósito de fianza de 23.400 euros, aunque la compañía no cerró directamente con ellos la operación porque Rocío Monasterio e Iván Espinosa de los Monteros firmaron antes un contrato de arrendamiento con una de sus propias empresas, Methaphore Project Management S.L. Fue con esta compañía con la que realmente sellaron el alquiler, meses después ese mismo contrato fue cedido a Citrum – otra empresa que también pertenece al portavoz de Vox en el Congreso-.

Según informa La Ser, Iván Espinosa de los Monteros y Rocío Monasterio alquilaron ese local sin tener la licencia necesaria para que esta compañía pudiese instalar allí sus oficinas, una licencia que nunca llegó.

Finalmente, el Ayuntamiento de Madrid tuvo que actuar contra las irregularidades que se estaban produciendo en el local del matrimonio de Vox y en julio de 2009 el Ayuntamiento de Madrid ordenó “la suspensión y el cese inmediato de la actividad de esa empresa” porque “estaba ejerciendo la actividad sin la preceptiva licencia urbanística municipal”. En 2010, la compañía de las ‘Havaianas’ acabó abandonando ese local.

En la actualidad tiene licencia de oficina

Desde 2018, el local de Iván Espinosa de los Monteros está alquilado a una agencia de comunicación que asegura a la SER que “cuenta con los permisos necesarios para el desarrollo de nuestra actividad profesional”, cuando firmaron el contrato “se nos presentó una licencia de almacén y oficinas con domicilio social”, explica una portavoz de esta compañía a La Ser.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre