La agente Luisa María Flores.

El acoso contra la guardia civil de Chipiona continúa a pesar de que, tras la exclusiva publicada por Diario16 el pasado jueves, se ha desencadenado una campaña mediática que ha provocado que hasta el ministro del Interior se traslade al cuartel y hable de este caso, así como que el PSOE se interese en forma de pregunta parlamentaria por este asunto al secretario de Estado.

Sin embargo, los superiores de Luisa Maria Flores pretenden que se traslade a Madrid para someterse a una valoración psiquiátrica al hospital militar de Gómez Ulla, “pero para poder irme tienen que facilitarme una persona especialista que cuide de mi madre, no la puedo dejar sola”.

Efectivamente, la agente Flores cuida de su madre y no se separa de ella más que para poder hacer la compra o ir a la farmacia. Ahora esta guardia civil gana 400 euros menos al mes, desde que la obligaron a coger la baja laboral, y no dispone de medios económicos para contar con un cuidador para su madre que le diera un respiro alguna hora al día.

El acoso continúa, por tanto, aunque se espera que pronto haya alguna noticia que indique si la Guardia Civil como institución sigue para adelante en este proceso generado, tal y como adelantó Diario16, por negarse la agente Flores a reducir la vigilancia extrema a una maltratada, tal como le pedían sus superiores por no disponer de patrulla para realizar el seguimiento.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorLas electorales
Artículo siguienteIngresa en un centro de menores el autor confeso del asesinato de Leticia Rosino
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

1 Comentario

  1. La Benemérita, que a veces no lo es tanto, me temo que quiere rescindir el contrato con Flores por problemas psicólogos, ya que esto es un asunto resbaladizo, donde es difícil llevarle la contraria a un tribunal médico, por supuesto nada imparcial.
    Ojito con como trata las F.A. a su personal y a los códigos rojos. No es extraño, por ejemplo, que no se reconozca la invalidez de más del 30%, que da derecho a pensión, pero que después se rescindaqn contratos por incompetencia para el servicio.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre