El Ministerio de Consumo ha enviado una solicitud a la Fiscalía para que investigue la supuesta venta de artículos destinados a juegos sexuales pedófilos a través de Amazon, según ha hecho público a través de un comunicado.

El Ministerio que dirige Garzón, “estos productos incitan a la violencia contra las niñas y utilizan de forma vejatoria el cuerpo de la mujer menor de edad”.

La solicitud al fiscal es para que investigue si la venta, y su distribución y publicidad a través de Amazon, de este tipo de artículos, podrían ser constitutivos de delitos penales.

«El Ministerio de Consumo considera que la comunicación comercial de este tipo de productos supone una utilización vejatoria del cuerpo de la mujer, contraria a la Ley General de Publicidad».

Alberto Garzón también ha remitido un escrito a Amazon para que “retire de forma inmediata estos productos de su portal”, y ha solicitado “una reunión urgente para abordar las necesarias medidas de control y restricción en la venta por internet”.

En EE UU una organización no gubernamental ha reunido más de 100.000 firmas para pedir que se prohíba la venta de muñecas sexuales con apariencia de menores de edad en todo el país.

En todo Estados Unidos, salvo en Florida, Kentucky y Tennessee, es legal importar esas muñecas, poseerlas y hasta venderlas, de acuerdo con esta ONG.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre