Si bien es cierto que la situación económica todavía dista de ser óptima a nivel nacional, algunas familias españolas notan una leve mejoría en comparación con antaño. Este factor les permite realizar gastos que hasta hace no demasiados años eran del todo imposibles si pretendían llegar a final de mes.

Así lo demuestran las vacaciones. Hasta el 2015 eran muchos los españoles que optaban por quedarse en su ciudad de residencia. Por el contrario, en los tiempos que corren cada vez más personas tanto en grupo como en solitario se animan a viajar a otros lugares del país e incluso al extranjero.

Si también es tu caso y ya has perdido práctica organizando planes vacacionales en plena estación veraniega no dudes en aplicar los consejos que leerás a continuación. Gracias a ellos lograrás gozar al máximo de los días libres que tienes a tu entera disposición para pasártelo en grande y recargar pilas a partes iguales.

Contrata el mejor seguro de viaje

Los turistas que no están acostumbrados a ir de vacaciones con relativa frecuencia tienden a pensar que el mejor seguro de viaje solo es necesario para los destinos muy lejanos, pero no es así. Lo cierto es que resulta imprescindible incluso si se visita la Comunidad Autónoma situada a escasos kilómetros de distancia.

Y es que durante un viaje de mayor o menor recorrido son innumerables los imprevistos que pueden acabar sucediendo. En efecto, en caso de surgir en el extranjero las adversidades pueden ser más complejas de resolver, pero a nivel nacional y en países vecinos como Portugal, Francia o Andorra, también saldrían dificultades en caso de no contar con un buen seguro.

En pleno 2019 son innumerables las compañías que ofrecen buenos seguros. Por este motivo es aconsejable consultar una comparativa elaborada por usuarios muy experimentados con tal de escoger adecuadamente el que más te convenga. El desembolso a efectuar es más que asumible sobre todo teniendo en cuenta los apuros de los que te puede sacar la disposición de un seguro en tu lugar vacacional.

Cómo administrar el dinero en el viaje

Anteriormente hemos hablado del factor económico. El mismo adquiere trascendencia no solo antes de llevar a cabo el viaje, requiriendo los correspondientes ahorros para tramitar las reservas de medios de transporte y alojamientos, sino también durante el transcurso de las vacaciones.

A muchos españoles les surgen dudas a la hora de administrar el dinero. Afortunadamente gracias a Internet, los teléfonos móviles y la existencia de entidades como el banco n26 hoy en día es pan comido hacerlo de manera eficaz, cómoda y rápida.

Precisamente dicha compañía bancaria fue creada pensando específicamente en los usuarios que realizan viajes con asiduidad. Ponte en situación: estás en el extranjero y te ves obligado a acceder a una oficina que no es la tuya habitual y, además, tienes que hacer cola, perdiendo valiosos minutos que podrías destinar a disfrutar realmente de las vacaciones.

Este tipo de contratiempos son evitados por completo administrando el dinero en el viaje a través del móvil con una app intuitiva como la que tiene el banco N26. Tanto la cuenta como la tarjeta MasterCard se administran desde el smartphone, por lo que mediante la tarifa de datos podrás realizar operaciones y controlar el gasto sea cual sea el lugar en el que te encuentres.

Hidratación y protección solar 

Disfrutar plenamente de unas vacaciones supone no solo acertar de lleno en las actividades escogidas para realizar en solitario o gozando de la compañía de quienes viajan junto a ti. Y es que adicionalmente también exige prevenir otros contratiempos propios de la estación veraniega. En concreto nos referimos a la deshidratación y las quemaduras del sol.

Ya de por sí en cualquier época del año es fundamental beber dos litros de agua al día. Pero la necesidad de hidratación se incrementa más si cabe en pleno verano, sobre todo si optas por permanecer en España en julio o agosto, así como si te decantas por acudir a otro país en el que las elevadas temperaturas hacen mella en los organismos.

Concretamente los mismos sufren no solo a nivel interno, sino también externamente. De hecho, a pesar de estar todavía a principios de junio, a lo largo de la última semana ciertas zonas del territorio nacional han llegado a presentar el nivel 9 de radiación ultravioleta, ocasionando quemaduras a individuos de todas las edades.

Así pues, el protector solar debe convertirse en tu principal aliado independientemente de si visitas un destino costero o de otra índole. En caso de que sí se trate de una zona de playa, renuévalo constantemente si te metes en el agua. Además, ten en cuenta que las nubes no impiden que los rayos ultravioleta lleguen hasta la piel causando estragos en ella requiriendo tratamiento inmediato con after-sun y gel de aloe vera.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre