El consejero de Salud, Jesús Aguirre, este miércoles, con el pin del escudo no oficial de Andalucía.

Algunos consejeros del Partido Popular en el Gobierno bipartito de Juan Manuel Moreno Bonilla, como el titular de Salud y Familias, Jesús Aguirre, también han comenzado a utilizar el escudo de Andalucía no oficial, con la corona borbónica y una laureada alrededor, pese a que el propio ejecutivo andaluz ha asegurado que esta nueva insignia sólo se ha creado para ser utilizada por la Presidencia de la Junta y no como escudo oficial de Andalucía.

Esta manipulación por parte del actual ejecutivo autonómico del emblema oficial de todos los andaluces, aprobado en 1982 y recogido en el Estatuto de Autonomía de Andalucía, ha cosechado la crítica unánime de partidos de la oposición como el PSOE y Adelante Andalucía, y de otras instituciones que velan por el cumplimiento de la identidad andaluza, como la Fundación Blas Infante.

El Gobierno andaluz tampoco ha hecho público hasta el momento el supuesto contrato para la ejecución del nuevo escudo presidencial de la Junta de Andalucía, cuyo diseño simplemente ha actualizado el escudo que se elaboró hace décadas para las Medallas de Andalucía y de los Hijos Predilectos que se entregan en los actos del Día de Andalucía cada 28 de febrero.

Tras la polémica del escudo oficial, el presidente andaluz ha vuelto a comparecer tanto sobre el escudo presidencial como sobre el nuevo logo de la Junta

El pasado febrero, con motivo precisamente de la celebración del día de la autonomía andaluza, el ejecutivo bipartito andaluz presentó el nuevo logotipo de la Junta de Andalucía por valor de 14.500 euros, una ‘A’ estilizada que sustituía al histórico Hércules con sus columnas que había estado en vigor durante 37 años y creado en 1984 por Alberto Corazón, Premio Nacional de Diseño.

En sus últimas comparecencias públicas, el presidente andaluz ha alternado su intervención sobre atriles tanto con el nuevo logotipo de la Junta de Andalucía como sobre el recién creado con el escudo de la Presidencia de la Junta.

La Fundación Blas Infante, una de las instituciones críticas con la manipulación del escudo oficial de todos los andaluces, ha aseguró que les causa “tristeza y estupor” que el escudo de Andalucía haya sido utilizado “desvirtuándolo con añadidos que lo desnaturalizan, por la más alta jerarquía de la Junta de Andalucía, el actual presidente de esta, para componer un escudo, sello, pin o como se le quiera llamar que distinga precisamente a la Presidencia de la Junta”.

La Fundación Blas Infante, que vela por el legado del Padre de la Patria Andaluza, estima que tanto para la Presidencia de la Junta como para el conjunto de la Junta de Andalucía como institución (gobierno, consejerías, parlamento, poder judicial y otras instancias) “no puede haber otros símbolos que los oficiales, definidos tal como figuran en el Estatuto”.

Esta fundación considera la iniciativa de la Junta una “deriva hacia la banalización del escudo de Andalucía” que, según esta institución, “comenzó pronto en el periodo autonómico”. En 1985 se inició la concesión de Medallas de Andalucía y ya entonces en lugar de figurar en ellas el escudo de Blas Infante, se añadieron a este, “incomprensiblemente”, unos laureles y una corona de gran tamaño, explica la Fundación Blas Infante.

Años después, la Junta sustituyó el escudo en la mayor parte de sus documentos y comunicaciones por un logo “de muy difícil comprensión, que se mantuvo hasta que muy recientemente el actual gobierno lo sustituyó por una A, que sí puede evocar el nombre de Andalucía, aunque también el de Argentina, Andorra o cualquier país cuyo nombre comience por esa letra”. La última crítica de esta fundación va dirigida hacia la última innovación del escudo presidencial, que recuerda claramente al de las Medallas y que sustituye de facto al verdadero escudo de Andalucía en la solapa y el atril del señor presidente.

Moreno Bonilla habla este miércoles sobre un atril con el nuevo logotipo de la Junta pero no sobre el del escudo presidencial.

Un solo escudo oficial

El artículo 1 de la Ley 3/1982, de 21 de diciembre, sobre el himno y el escudo de Andalucía, refleja que Andalucía tiene escudo propio, que se describe teniendo en cuenta los acuerdos de la Asamblea de Ronda de 1918. En el aparece la figura de un Hércules prominente entre dos columnas, expresión de la fuerza eternamente joven del espíritu, sujetando y domando a dos leones que representan la fuerza de los instintos animales, con una inscripción a los pies de una leyenda que dice: “Andalucía por sí, para España y la Humanidad”, sobre el fondo de una bandera andaluza. Cierra las dos columnas un arco de medio punto con las palabras latinas “Dominator Hércules Fundator”, también sobre el fondo de la bandera andaluza.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre