Ser mayor en Madrid, o tener un familiar que requiera de atención en algún centro para mayores, se ha convertido en una preocupación. Los datos que conocemos sobre la situación de las personas que vivían en ellos, sobre todo a la luz de la pandemia del COVID-19 están siendo demoledores. Y es que, solamente en los últimos tres meses han fallecido casi 6.000 personas en las residencias que se encuentran en la Comunidad de Madrid. El total de fallecidos en toda España en centros de este tipo es de 19.000. Madrid tiene el 31% de los casos.

Según apunta infoLibre, los datos evidencian que “algo se ha hecho muy mal en Madrid”. Y lo describen como “infierno actual para los residentes… y paraíso inversor para los grandes grupos geriátricos desde hace dos décadas”.

Y es que, ahora resulta evidente en qué han consistido las políticas privatizadoras del Partido Popular durante su mandato. Privatizadoras con fondos públicos, claro.

Según ha publicado hoy infolibre, podemos conocer las conclusiones de su investigación sobre las 474 residencias que están actualmente operativas en Madrid. Y señalan que

  • los doce principales grupos gestionan 135 residencias, o sea, el 28% del total.
  • Los doce grupos se quedan con el 64% del dinero público destinado a financiar plazas en los geriátricos madrileños. El 28% acapara así el 64% de los recursos de las arcas públicas de la Comunidad de Madrid.
  • Los tres principales grupos en Madrid: Orpea, Amavir y Dominus Vi, reciben fondos públicos para el 92% de las residencias que tienen en la región. Son 61 centros y solamente 5 son privados.

La información revela cómo se ha estructurado el modelo de gestión: comenzando en la época de Alberto Ruiz Gallardón y llegando a la etapa actual de Díaz Ayuso.

Tipos de centros

Existen en Madrid cinco tipos de centros: los públicos, los públicos de gestión privada, los del Plan Velocidad, los privados con plazas concertadas y los privados.

Residencias públicas: hay 25 en Madrid. Se gestionan por la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS). Son el 5,3% del total. Tienen un total de 6.258 plazas, que son el 12,1% del total. Las cifras en este sector llevan estancadas desde el año 2014.

Residencias de gestión indirecta: son propiedad de la Comunidad pero estan gestionadas por empresas privadas. Son 18 en total: 4 de Aralia, 3 de DomusVi, 3 de Mensajeros de la Paz, 3 de Albertia, 2 de Clece y 1 de Amavir. Los otros dos los llevan Sacyr Social y Grupo 5.

Son un total de 2668 plazas y la factura anual es de 57 millones de euros.

Para presentarse a la licitación solamente se puede ser una gran empresa, no puede hacerlo cualquiera. Suelen ser por periodos de 6 años, que pueden prorrogarse hasta 20.

La Comunidad de Madrid paga por plazas, aunque no estén ocupadas.

Plan Velocidad: residencias construidas por empresas privadas, en suelo público, bajo el régimen de concesión administrativa para un periodo de 50 años de explotación. Hay 32 en Madrid. Y 30 están en manos de los grandes grupos. 17 de Amavir, 6 de Orpea, 4 de DomusVi, 2 de Ballesol y 1 de Los Nogales. Los dos restantes los gestionan Ilunion y Sergesa

La Comunidad de Madrid garantiza durante 50 años la financiación total del 22% de las plazas de cada residencia y la financiación parcial del 13% de las plazas. Estén o no ocupadas. Las demás plazas las gestiona el centro pero tendrán un precio tasado. El precio es de 1750 euros al mes.

Residencias concertadas: son un total de 127 en Madrid. La Comunidad contrata un número concreto de plazas para que se atienda a personas con derecho residencial. Son las plazas concertadas. La Administración financia en ellos un total de 9.600 camas al año, y el 40% se hace de manera parcial, donde la aportación mínima del usuario son 950 euros. La Comunidad destina unos 149 millones de euros .

Residencias privadas: son un total de 270 en Madrid. Suponen el 57% de los centros. Muy pocas pertenecen a alguno de los grandes grupos.

Los grandes grupos

Amavir: 21 residencias, 33,1 millones de dinero público. El 100% de sus centros tienen financiación pública. Su principal accionista es la sociedad francesa Maisons de Famille SAS, filial del fondo de private equity Creadev, que pertenece a la Asociación Familiar Mulliez -dueños de Alcampo, Decathlon, Leroy Merlin o Norauto-.

Orpea: 23 residencias, 26 millones de dinero público. El único propietario es Opera Ibércia SA, que pertenece a la francesa Orpea SA. Su principal accionista es el Canada Pension Plan Investment Board.

DomusVi: 17 residencias, 26 millones de dinero públicio. Es la empresa líder del sector en España. La mayoría del capital de la multinacional lo tiene el fondo de inversión inglés Intermediate Capital Group y Sagesse Retraite Santé, propiedad del millonario francés Yves Journel.

Aralia: 4 residencias, 15 millones de dinero público. Está controlada por José Luis Ulibarri y su familia. Ulibarri está procesado en dos piezas del caso Gürtell por pagar presuntamente sobornos a cambio de adjudicaciones y fue detenido en la operación enredadera.

Mensajeros de la Paz: 9 residencias, 12,1 millones de dinero público. Es la principal organización del tercer sector en el ámbito de las residencias en España. Está presente en 50 países, de cuatro continentes.

Ballesol: 11 residencias, 9,5 millones de dinero público. Su accionista mayoritario es Santa Lucía compañía de Seguros y Reaseguros SA, una aseguradora propiedad de tres grupos familiares que lideran Modesto Alvarez Otero, Carlos Javier Alvarez Navarro y José Luis Díaz Lopez.

Albertia: 6 residencias, 9,1 millones de dinero público. Su principal accionista es guillermo de Aranzabal Agudo, bodeguero de la scoiedad La Rioja Alta SA.

Los Nogales: 9 residencias, 7,9 millones de dinero público. Pertenece a un grupo familiar creado por Pascual Berlanga.

Vialia Home: 4 residencias, 7,7 millones de dinero público. Los dueños, según InfoLibre son seis sociedades de las islas Jersey. Para la compra realizada por un fondo de inversión británico (CVC), se montó una estructura que pasa por Holanda, Luxemburgo y Jersey.

Sanitas: 19 residencias, 7,2 millones de dinero público. Sanitas pertenece a BUPA, una multinacional británica aseguradora que no tiene accionistas y se supone que no tiene beneficios porque lo que obtiene ha de reinvertirlo en la propia compañía.

Clece: 4 residencias, 6,6 millones de dinero público. El principal accionista es Florentino Perez, junto con Alberto Cortina y Alberto Alcocer. Los tres figuran entre los hombres más ricos de España.

Casablanca: 8 residencias, 5,8 millones de dinero público. El principal accionista es Ignacio Fernandez-Cid Plañiol.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre