El cuerpo humano se compone principalmente de agua y proteínas. Estas últimas son un elemento fundamental en la composición de músculos y diferentes tejidos. En tal contexto, una de las principales proteínas del organismo es el colágeno, cuya misión es la de fortalecer y estructurar los principales tejidos. No obstante, con el paso del tiempo el organismo deja de generar colágeno de forma natural, por lo que es necesario recurrir a productos farmacológicos o suplementos alimenticios, como puede ser el colágeno en cápsulas. En ese sentido, cabe destacar Bonflex®, un laboratorio farmacéutico especialista en elaborar complementos nutricionales con productos de origen natural.

¿Qué es el colágeno?

Ante la pregunta, ¿qué es el colágeno? podríamos decir sencillamente que es una molécula proteica. Asimismo, podríamos añadir que, es la sustancia que configura a las células y que sirve como adherente natural del organismo para unir a todos sus componentes. De la misma manera, permite la conexión entre diversos tejidos conectivos, tales como: tendones y ligamentos, músculos, cartílagos, huesos, dermis, así como los tejidos sanguíneo y adiposo.

¿Cuántos tipos de colágeno existen?

Los diversos tipos de colágeno que podemos encontrar en el organismo se encuentran fuertemente vinculados unos con otros, aunque presentan desigualdades en cuanto a su funcionalidad. Dado dicho contexto, se estima que son 28 clases de colágeno diferentes las que existen. No obstante, nos vamos a centrar en los más analizados y conocidos como son el I – II – III – IV – V.

I. Es el más abundante ocupando aproximadamente el 90% de la cantidad total presente en el organismo. Se ubica principalmente en la dermis, huesos, en las uniones de las vértebras, tendones y córnea. Esta es la clase de colágeno necesaria para la elaboración de la conocida gelatina.

II. Se halla ubicado en los cartílagos siendo su principal elemento. Además, lo podemos encontrar en las uniones de las vértebras y en determinados procesos embrionarios. Este tipo de colágeno se utiliza para tratar patologías como la osteoartritis y artritis reumatoide, así como para combatir la celulitis y las señales propias del paso del tiempo.

III. Su principal virtud es la de mantener sujetos los órganos al cuerpo. Se encuentra principalmente en la masa muscular, en la pared de venas e intestinos, en la dermis, y en ciertas glándulas del organismo. Asimismo, se caracteriza por ser el doble de grande que los de tipo I y II y se encuentra especialmente vinculado con el primero de ellos.

IV. Se halla presente en el cristalino del ojo. Asimismo, lo podemos encontrar en el proceso de filtrado de los vasos capilares y en los vasos sanguíneos ubicados en el riñón. Estos permiten la eliminación de sustancias y líquidos desechables del organismo.

V. Se encuentra repartido por todo el cuerpo. Constituye una porción del tejido intersticial y se le asocia especialmente con los colágenos tipo I y VI en cartílagos y zona placentaria. Su misión consiste en regular el crecimiento de las fibras colágenas, así como la de dotar de flexibilidad a los órganos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × dos =