Con esta situación tan particular que estamos viviendo a nivel global, muchas empresas han decidido que sus empleados trabajen desde casa. Aunque esto puede parecer algo positivo al principio, se deben tener en cuenta ciertas medidas de seguridad necesarias para garantizar que nuestra información personal y laboral se encuentre protegida.

A través de Internet compartimos una enorme cantidad de datos, que pueden ser sensibles y confidenciales. Toda esta información debería estar protegida, ya que en momentos de crisis los ciberataques y las estafas suelen aumentar enormemente. Es por ello que el uso de una VPN es una práctica muy extendida para mantenerte seguro en el trabajo, como se explica en este artículo.

Una VPN mantendrá tu conexión a Internet segura desde cualquier dispositivo, protegiendo tu información personal y también la de tu trabajo. Sigue leyendo para saber qué es una VPN y cuáles son sus beneficios cuando trabajas desde casa.

¿Cuál es el objetivo de una VPN?

En todo el mundo crece constantemente la preocupación por la privacidad en Internet. Estamos todo el tiempo conectados, compartiendo una gran cantidad de información y en general somos muy susceptibles a un ataque de hackers. Y esta situación empeora cuando trabajamos desde casa, en donde no sólo nuestra información personal está en riesgo, sino la de toda la compañía.

Al rescate llega la VPN o Virtual Private Network, una tecnología que funciona como intermediario entre Internet y tus dispositivos electrónicos. Este servicio crea un túnel por el que te conectas a la red y por allí viaja toda la información que envías o recibes de forma encriptada, algo que la protege de cualquier ataque.

Por otro lado, una VPN mantiene tu dirección IP oculta, por lo que nadie puede rastrear tu localización o movimientos. La dirección IP es un identificador único de cada uno de tus dispositivos conectados a Internet, que si cae en manos equivocadas pueden ingresar libremente a tu sistema.

Aunque estas características son muy útiles en redes Wi-Fi privadas como las de tu casa, son completamente necesarias cuando utilizas redes públicas. Si trabajas en un café, restaurant, hotel o cualquier otro lugar con una red de Wi-Fi pública, te encuentras mucho más expuesto. Esto se debe a que este tipo de Wi-Fi no cuenta con tantas barreras de seguridad y es muy fácil de robar la información que por allí compartas.

Además de los beneficios en materia de seguridad, una VPN también puede ayudarte con barreras geográficas. En el trabajo, muchas veces pasa que los servidores o sistemas operativos de una empresa se encuentran basados en un país, y si no te encuentras en la misma región no podrías ingresar. Pero una VPN puede mover tu localización a un servidor de ese país para que trabajes sin inconvenientes.

El trabajo en casa, más seguro

En esta época, aumenta considerablemente el tráfico en Internet con el teletrabajo, como se menciona aquí, y con él los riesgos que corremos en línea. Todos los expertos en el tema recomiendan utilizar una VPN para poder aumentar la seguridad en nuestras conexiones a la red.

Al llevarnos el trabajo a casa, también nos estamos llevando una gran cantidad de información sensible, que sería un desastre si cae en manos equivocadas. Para trabajar tranquilo y compartir toda la información que necesites sin preocupaciones, una Virtual Private Network es una buena solución.

Hoy vivimos un momento en que el Internet lo es todo, y por ello queremos sentirnos lo más seguros posibles. Mediante Internet trabajamos, nos comunicamos, informamos y entretenemos, por lo que hay mucha información y datos personales que viajan por esta red cada día. Tomando conciencia de la hiperconectividad en la que vivimos y buscando soluciones, podremos mejorar nuestra presencia en línea.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre