La isla más fiestera del Mar Mediterráneo, por no decir del mundo entero, cuenta con una amplia oferta de actividades más allá de las nocturnas, entre las que destaca una por encima del resto: las playas. Otros reclamos turísticos de la isla ibicenca son, sin duda, sus cristalinas aguas y sus arenas de color blanco perla. Sus calas, su flora y fauna y la temperatura del ambiente del agua son uno de los grandes atractivos, haciendo de Ibiza uno de los destinos favoritos para aquellos turistas con ganas de fiesta y playa en busca del mejor verano de sus vidas.

Ibiza, la isla de las islas

La isla conocida como “la isla de los famosos” (debido a que es el destino veraniego preferido por las personas más ricas y conocidas del mundo entero) cuenta con una extensión que supera ligeramente los 500 metros cuadrados, con una población cercana a los 150.000 habitantes.

Ibiza, conocida por su animada vida nocturna, destaca por la combinación de fiesta y playa, el pack completo que busca casi todo turista europeo que visita nuestras tierras durante el verano. 

Del atractivo nocturno se han formado ríos de tinta de todo lo que se ha escrito, pero no se ha hablado tanto de las playas más bonitas de Ibiza, que son muchísimas. Existen de todo tipo y para todo el mundo, desde los ambientes “hippies” o “chic”, para los naturistas, para familias, ambientes turísticos, festivos o, incluso, playas íntimas, donde poder disfrutar de la soledad y la inmensidad del mar.

Disfruta de las aguas más cristalinas del Mar Mediterráneo, en las que podrás practicar buceo o, simplemente, relajarte en su fina y blanca arena mientras te bronceas el cuerpo. Si quieres disfrutar al máximo de tus vacaciones ibicencas y visitar la playa más acorde a tus gustos y preferencias, no te pierdas la siguiente selección de playas de la isla de Ibiza.

Cala d’Hort

Una de las mejores calas de Ibiza. Posee una playa de escasos 150 metros de longitud, que la hace más exclusiva, si cabe. Sus aguas turquesas casi transparentes que simulan las que bañan las playas del Mar Caribe junto a su blanca y fina arena, la convierten en una de las más atractivas para la vista del turista.

Situada en la localidad de Sant Josep de Sa Talaia, dentro de la Reserva Natural de Cala d’Hort. Destaca también por sus brillantes puestas de sol y las espectaculares vistas hacia los islotes de Es Vedrà y Es Vedranell. Una cala perfecta para aquellos que buscan una playa top sin excesiva afluencia de gente.

Benirràs

La playa perfecta para los amantes del movimiento hippie. Situada al norte de la isla de Ibiza, a menos de 5 kilómetros de Sant Joan de Labritja, rodeada de colinas repletas de pinos, que le dan un toque de naturaleza mediterránea muy característico.

Playa famosa por la fiesta de los tambores de los domingos, en la que todo tipo de instrumentos se funden con los sonidos de la naturaleza para despedir uno de los atardeceres más bonitos del mundo. Una vez cae la noche, como buena playa ibicenca, prosigue la fiesta hasta altas horas de la madrugada.

Cabe destacar también que allí se encuentran los mejores restaurantes de la isla en cuanto a comida mediterránea se refiere, además de un atractivo y colorido mercadillo artesanal hippie. Una auténtica pasada.

Playa d’en Bossa

Una de las más famosas y visitadas de todas. Se postula como la más extensa de toda Ibiza, con más de 3 kilómetros de playa. Playa la cual se divide en dos zonas claramente diferenciadas, una que pertenece a la ciudad de Ibiza, y la otra a Sant Josep.

La playa de la zona de Ibiza es más tranquila, perfecta para practicar deportes como esquí acuático, paddle surf o kayak, ya sea con tu pareja o con tu familia.

La de Sant Josep destaca por la fiesta, y por ende, más concurrida por turistas. Es en esta zona donde se concentran las discotecas y pubs más famosos de la isla, como Ushuaïa o Bora Bora. El cóctel explosivo de arena blanca, aguas cristalinas y fiesta es lo que más destaca de esta playa d’en Bossa.

Cala Conta

Prosiguiendo con las zonas de baño más concurridas de la isla, destaca la Cala Conta. Este arenal, situado en San José, posee aguas de color turquesa típico de las islas más paradisíacas que te puedas llegar a imaginar. Además, esta playa destaca por una particularidad: la tranquilidad de sus aguas.

En momentos de poco viento, podemos observar más bien una piscina que una playa. Una especie de balsa de aceite perfecta para el relax más absoluto.

A pocos metros podemos dilucidar una serie de islotes como Sa Conillera, Ses Bledes, Es Bosc o S’espartar, que dotan de una vistas de película. Tanto esta cala como la playa d’en Bossa son, para muchos, las más especiales de toda la isla.

Cala Tarida

Se trata de la playa perfecta para familias con niños. Situada al oeste de la isla, cerca de San José, podemos encontrar una playa de aguas claras y poco profundas, ideal para los más pequeños.

Cuenta con muchos servicios, tanto hamacas, como bares, chiringuitos, restaurantes, etc. Playa especialmente recomendada para padres que quieren disfrutar del relax y las comodidades de una playa a la que no le falta detalle, ideada para que pueda disfrutarla toda la familia.

Lo que hace especial a esta playa es la diversidad de edades que bañan sus costas. Desde los más jóvenes hasta los más mayores.

Es Cavallet

Situada en el Parque Natural de Ses Salines. Cuenta con una de las playas más salvajes y especiales de toda la isla, debido a sus aguas turquesas y el precioso paraje natural que envuelve a la playa con sus pequeñas dunas.

Es una playa nudista en la mayor parte de la zona de baño, posiblemente la más famosa de Ibiza entre las nudistas. En la zona más al sur se concentra una mayoría de gente del colectivo LGTBI, playa perfecta para los más liberales.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre