Las tarjetas de crédito constituyen herramientas de financiación, que otorgan las instituciones bancarias a sus clientes para realizar pagos con un método alternativo al dinero en efectivo. Las tarjetas permiten al usuario recibir liquidez de forma inmediata para realizar compras y pagos. Encargándose posteriormente el banco de programar pagos mensuales, para cubrir los intereses y parte de la deuda generada.

Si en tu caso estás interesado en obtener una tarjeta de crédito, a continuación te informamos sobre la importancia de contar con este instrumento bancario y la forma de elegir las mejores tarjetas de crédito online, para disfrutar de los múltiples beneficios que ofrecen.

Cómo funcionan las tarjetas de crédito

Las tarjetas de crédito generalmente son asignadas a los clientes que poseen cuenta bancaria con movimiento de fondos continuo. Cuando el titular de una cuenta recibe una tarjeta de crédito, está adquiriendo un producto financiero que le permite realizar transacciones y abonar los importes a crédito.

Los pagos correspondientes a los gastos cargados a la tarjeta de crédito, son programados por la entidad bancaria, dando un plazo de un mes, para que el cliente realice el pago de los intereses generados y alguna fracción de la deuda total. Las herramientas de financiación, ofrecen a los particulares y empresas grandes beneficios que están establecidos de acuerdo al tipo de tarjeta elegida por el cliente.

Si posees una empresa y deseas contar con una tarjeta de crédito, lo ideal es elegir una cuenta bancaria para tu empresa, que ofrezca rentabilidad al dinero, servicio a la banca privada, accesibilidad al crédito y no cobre comisiones por realizar operaciones básicas.

Por qué es importante contar con una tarjeta de crédito

Tener una buena tarjeta de crédito es de gran importancia porque permite al usuario contar con un método de pago, eficaz, rápido, sencillo y seguro, que brinda comodidad al permitir realizar compras cotidianas sin depender del dinero en efectivo. Y en caso de emergencias e imprevistos, permite a la persona disponer de dinero en efectivo de forma inmediata, ya que estas pueden ser utilizadas en cajeros automáticos, tal como una tarjeta de débito.

Asimismo, permite a los beneficiarios disfrutar del comercio online, ya que utilizando la herramienta de pago es posible realizar gran cantidad de transacciones desde la comodidad del hogar. También, además de simplificar las compras, brindan mayor seguridad al momento ejecutar pagos en línea, ya que estos son realizados a través de plataformas seguras que resguardan los datos suministrados por el comprador al momento de realizar la transacción.

Además, dentro de los beneficios que ofrece, se encuentra la posibilidad de utilizarla como forma de pago fuera del territorio nacional, ya que las entidades bancarias autorizan su uso para realizar compras y pagar todo tipo de servicios sin tener físicamente dinero, en la moneda oficial del lugar de destino.

Qué requisitos deben ser presentados en el momento de solicitar una tarjeta de crédito

Para solicitar una tarjeta de crédito, el interesado debe dirigirse a la entidad bancaria seleccionada y solicitar información sobre los requisitos que debe consignar al momento de procesar la solicitud. Generalmente los requerimientos exigidos por las instituciones bancarias son, ser mayor de edad, contar con una cuenta bancaria en la institución financiera seleccionada, y disponer de los soportes que permitan al banco determinar la capacidad de endeudamiento del solicitante. Esto con la finalidad de certificar que la persona cuenta con la capacidad de pago suficiente para hacer frente a los compromisos e intereses generados a partir de la deuda.

Comisiones e intereses generados a partir del uso de una tarjeta de crédito

Antes de tener una tarjeta de crédito y comenzar a recibir sus beneficios, es importante saber que estas generan responsabilidad y gastos a partir de su uso. Una de las responsabilidades financieras que asume el usuario es el pago de comisiones, tomando en consideración que estás varían mucho de una tarjeta a otra y de un banco a otro.

Dentro del concepto de comisiones bancarias destacan, la comisión por emisión que debe ser pagada por el solicitante al momento de recibir el instrumento de pago. Sin embargo, en la actualidad algunos bancos han decidido excluir el desembolso por concepto de elaboración de la tarjeta, a los fines de incentivar y atraer a nuevos clientes. Asimismo, está la comisión por duplicado, que debe ser cancelada en caso de que el titular de la cuenta pierda la tarjeta o esta se deteriore.

Otro importe es la comisión de mantenimiento. Este pago se genera por mantener activa la tarjeta, habitualmente el importe es cancelado en cuotas trimestrales o anuales, dependiendo de los parámetros establecidos por el banco. También existen comisiones como la de retirada de efectivo que se generan automáticamente al utilizar el servicio de avance de efectivo en los cajeros automáticos.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here