La Guardia Civil de La Rioja ha vivido una situación que los agentes que se han ocupado del suceso, nunca olvidarán: el abandono de una niña de siete años en la carretera. El padrastro ya ha sido detenido.Los hechos ocurrieron en la mañana del pasado viernes 17 de julio. Unos testigos dieron la voz de alarma a la Guardia Civil al ver a una niña pequeña caminando sola por la vía de servicio sin la supervisión de ningún adulto y acompañada tan solo de un perro.

Los agentes lograron localizar a la menor, que se encontraba bajo un alto grado de «agitación y nerviosismo», según informa la Benemérita. Estaba llorando y abrazada a un perro. Tras lograr tranquilizarla, la niña contó que viajaba en el coche de un amigo de su madre hacia Logroño, pero se habían quedado sin gasolina.

En pleno carril de circulación

El hombre había decidido entonces sacarla del coche junto a su perro y pedirle que esperara hasta que volviera con la gasolina. Además, el vehículo había quedado parado cerca de donde se encontraron a la niña, a 300 metros, en uno de los carriles de circulación y sin ninguna señalización para alertar al resto de conductores.

En poco tiempo, el hombre, de nacionalidad española, fue localizado viajando en el coche de un amigo. La Guardia Civil le detuvo como presunto autor de un delito de abandono temporal de un menor y un delito contra la seguridad vial, puesto que conducía sin contar con un permiso en vigor por pérdida total de los puntos. El detenido ya contaba con un amplio historial delictivo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre