El médico fallecido por el coronavirus.

Conmoción en China por la muerte del doctor que avisó del coronavirus. El médico advirtió de la agresividad del virus y fue incluso reclamado por la policía del Gobierno, según denunció The Guardian esta semana.

Según este periódico, el Dr Li Wenliang, envió un mensaje a sus compañeros doctores avisando del coronavirus. Las autoridades públicas le hicieron firmar una carta en la que le hacían reconocer que los comentarios eran “falsos” y de hecho fue una de las personas investigadas por extender “rumores” acerca de la enfermedad. Finalmente ha sucumbido ante el virus que el mismo avisó.

Bajas

Desde el inicio del brote, se han registrado 28.240 casos confirmados, 222 fuera de China y han fallecido 564 personas, 1 fuera de China.

La letalidad del virus se mantiene en el 2%. Hasta la fecha, hay en China 3.859 casos en estado grave y se han detectado 282.813 contactos cercanos, de las cuales 186.354 todavía continúan bajo vigilancia.

Las principales áreas administrativas con casos confirmados fuera de la provincia de Hubei son Guandong, Zhejiang y Henan. A lo largo del curso de la epidemia, ha ido descendiendo “la letalidad de forma considerable y también el porcentaje de casos graves respecto a los casos confirmados hasta el momento”, según subraya el informe del Ministerio de Sanidad del Gobierno de España.

Apúntate a nuestra newsletter

Artículo anteriorUn drama silenciado (y brutal)
Artículo siguienteCaso Popular: un abogado de Uría participó en el consejo que declaró la inviabilidad
Directora Diario16.com Periodista en cuerpo y alma, licenciada en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco, tras 15 años en medíos de comunicación, creó Comunica2 con su compañero de vida y también periodista, Sergio Arestizabal, para demostrar que otra forma de comunicar es posible. Tras sufrir censura y presiones de los poderes públicos en el ejercicio de su profesión, hoy es libre. Durante años ha asesorado personas y empresas en crisis o injustamente juzgados por la opinión pública y publicada. Hoy tiene el reto de que el Periodismo abra un profundo debate interno sobre cómo recuperar la honorabilidad de aquellas personas a las que por error enturbió su imagen pública. Inconformista y crítica, como debe ser una periodista.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre