Para resolver una huelga que ha conmovido a toda España, han sido necesarias semanas de negociaciones y la contratación de un mediador que llegara a un punto en común entre los intereses de los directivos y los trabajadores de Eulen. Marcos Peña, el mediador, al final se ha decidido porque Eulen tenga que pagar un complemento de 200 euros mensuales a sus trabajadores.

Eulen, la empresa adjudicataria del servicio de seguridad en el aeropuerto de El Prat, emplea a 360 trabajadores quienes se quejaban de las bajas retribuciones y pedían un aumento de 350 euros, que al final se ha quedado en 200, como ha dispuesto Peña. Esta empresa multiservicios no solo se dedica a la seguridad, sino a la limpieza, mantenimiento, telemarketing, etc. Y trabaja en multitud de países.

A consecuencia de las quejas de los usuarios y de que el caso se ha había vuelto muy mediático, el gobierno se reunió a mediados de agosto para intervenir en el conflicto laboral. La Generalitat haría varias ofertas a los trabajadores, pero en ambos casos fueron rechazadas por ellos. Un mes después del inicio de la huelga, Marcos Peña ha hecho entrega del laudo, de obligado cumplimiento, a los representantes de Eulen y al comité de huelga.

Hay que decir que las condiciones del laudo son las mismas que propuso la Generalitat y que los trabajadores rechazaron, aunque ahora es distinto, han de aceptar las condiciones. Leopoldo García Quintero, el abogado de los trabajadores, se quejaba de la resolución del conflicto señalando que no se puede ir al arbitraje obligatorio mientras no se quebraran los servicios mínimos, cosa que nunca ocurrió.

El laudo además incluye que se ha de reforzar la plantilla con 25 puestos de trabajo adicionales en las jornadas o momentos de más trabajo, cuando se acercan las fiestas, a saber, en Navidad, Semana Santa, en el puente de diciembre, en el de octubre y cuando tenga lugar el Mobile World Congress.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre