¿Quiénes son? “Personas protagonistas” . ¿Qué concluir según el modelo Harvard de resolución de conflictos? No es nada fácil llegar hasta aquí. Recordemos y apliquemos las fases para resolución de problemas. Según Harvard: 1. Predisposición al acuerdo. Cataluña lo ha demostrado. Tras la sentencia del constitucional, hizo propuestas al gobierno español. Resultado: no a todo. ¿Quién demuestra predisposición y quién no? 2. Mutua capacidad de respuesta. Ahí están los hechos objetivos. El estado español no ha respetado los acuerdos previos. No al referéndum. 3A: Separar a las personas. El observador imparcial deducirá mucho si lee, escucha, el “a por ellos”. También, declaraciones de unos y otros ante el conflicto. Harvard sugiere respeto, buen clima. ¿Quién lo genera y quién lo agrava?. 3.B: Definir bien los problemas. ¿Cuáles son? ¿Surgen solos o los crean las personas?¿Quién los provoca y quién “reacciona? ¡Diagnóstico!. 4: No negociar por “posiciones” sino por “beneficios comunes”. Sin coincidencias mínimas en “posiciones”, difícil o imposible llegar a beneficio común. Cataluña ha flexibilizado sus posiciones. España las endurece. ¿Se puede seguir? Harvard propone un 5 consejo:

PROPUESTAS CREATIVAS. Invita a pensar en lo que llama “MAAN”: Mejor Alternativa Acuerdo Negociado. Exige superar fases anteriores y hacer propuestas “novedosas”. Es buscar la “mejor” solución o la “menos mala”. ¿Existe? Cataluña ha hecho dos: Un referéndum pactado o mediación neutral. Han sido rechazadas. PP, Ciudadanos, Vox, proponen anular la autonomía. ¿Solucionaría el conflicto o lo enquistaría, agravaría? Los partidos nacionalistas, Podemos, un referéndum. Se habla de democracia pero se impide la democracia. El observador imparcial recordaría al PP: “Propone al gobierno que convoque la democracia y vendrán a arreglar el problema”. Cataluña pide un referéndum pero se le niega. ¿Hay algo más democrático que un referéndum? No aparecen propuestas “creativas” por España. El PSOE anuncia nuevo estatuto. ¿Regreso al pasado? ¿Qué sugiere éste? Cataluña los aprobó. España no los cumplió. ¿Es “creativo” ofrecer un nuevo referéndum que puede volver a ser impugnado ante el Constitucional y anulado? ¿Qué sucede si ese estatuto no recibe apoyo mayoritario? ¿Volver… a dónde…, a qué…?

¿Qué podrían ser PROPUESTAS CREATIVAS? A partir de una realidad sociológica, cultural, identitaria, histórica…: 1: Independencia acordada y desde la misma un gran acuerdo marco de colaboración mutua. 2: Confederación tipo Suiza con sus cantones, símbolos, lenguas, leyes. La UE es confederación. 3: Federación tipo Alemania, USA, Bélgica. 4: Nacionalidad (de verdad) dentro del estado español con reconocimiento de sujeto político y sistema judicial, económico, cultural, independencia parlamentaria, recaudación de impuestos propios.   Aportación al estado: Un % de “algo pactado” es mejor que un “0” de nada si Cataluña se independiza. ¿Está dispuesto el estado español a unas propuestas así? ¡Nada sugiere que sea posible! Aceptar un referéndum ya está rechazado. A partir de aquí, sólo hay repetición de lo conocido y no respetado. Un nuevo y más amplio estatuto, según PSOE, ¿tendrá el apoyo de PP, C’s, VOX, la sociedad española? ¿Incluso de los líderes autonómicos? Lo más “creativo” que ofrecen ¿es un permanente 155… o nuevo estatuto?

¿Cuál es la MEJOR ALTERNATIVA, la menos mala para España, que propone el estado español que “supere” la MÍNIMA alternativa que aceptaría Cataluña? ¿Existe “coincidencia”? ¡Es posible solucionar el conflicto! ¿No existe? Entonces… ¿qué…? Harvard aún tiene otro consejo…

Conflicto Cataluña/España. ¿Posiciones contrarias o Beneficio común? Modelo Harvard 4/7

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

1 Comentario

  1. Es más fácil que todo esto. El refrán popular dice: ‘dos no riñen si uno no quiere’, o, lo que vendría a ser lo mismo pero en negativo: ‘dos no llegan a un acuerdo si uno no quiere’. Para que España acepte un acuerdo tiene que tener un incentivo. O el incentivo es negativo por imposición de un ente superior en términos de sentencias judiciales, sanciones económicas o expulsión de la UE, o, bien, el incentivo es positivo por autoreconocimiento de la refundación del estado para crear un nuevo país que sea sostenible sin Catalunya. El incentivo negativo o positivo es la clave. O quizá una mezcla de los dos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

15 + trece =