El administrados de Bodegas Araco S.L no está pasando por su mejor momento después de dejar a la empresa para la que trabajaba en una situación “irreversible”. Es responsable de haber vendido más de un millón y medio de botellas de vino a un precio un 50% inferior al coste de producción, generando pérdidas de más de un millón de euros. Por ello, el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Vitoria le ha condenado por un delito de concurso culpable.

El juzgado le impone la condena de ocho años de inhabilitación para administrar bienes ajenos y a la cobertura total del déficit concursal que quedara tras la liquidación de la masa activa de la empresa y del pago a los acreedores.

La sentencia señala que el administrador de Bodegas Araco, entre julio de 2013 y noviembre de 2014, provocó la insolvencia de la mercantil realizando ventas de vino a Compre y Compare y a Queserías La Eralta, por debajo del precio de producción e incluso de adquisición de la uva.

Del mismo modo, la empresa Compre y Compare y Queserías La Eralta con quienes cerró las operaciones han sido juzgados. A pesar de los acuerdos indemnizatorios acordados con la administración concursal, condena también como cómplices del delito.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre