La Audiencia Provincial de Cáceres ha confirmado la condena de tres años de prisión para un acusado que agredió a su mujer con una sartén en el domicilio familiar en el que vivían con sus hijos menores.

Los hechos, reconocidos como violencia de género, ocurrieron el 24 de febrero de 2019 cuando el acusado comenzó a discutir con su mujer en la cocina, delante de una hija pequeña, cuando de manera sorpresiva cogió una sartén de grandes dimensiones y comenzó a golpearle con ella en la cabeza.

La sentencia indica que la mujer intentó zafarse de la agresión, pero el hombre la agarró fuertemente por el brazo izquierdo intentando subirla por las escaleras a la parte superior de la casa. En ese momento ella se cayó al suelo e intentó aprovechar para salir corriendo a la calle.

El acusado la siguió, la tiró al suelo en la acera y la inmovilizó para impedir que huyera, la soltó, señala la sentencia, cuando aparecieron en el lugar varias personas en auxilio de la mujer.

Ella tardó en curar de las heridas 61 días. Le dieron varios puntos de sutura en la cabeza, y le inmovilizaron un dedo de la mano al fracturárselo.

El Juzgado de lo Penal condenó al agresor a tres años de prisión al aplicarle la atenuante de reparación del daño, ya que antes del juicio entregó en el Juzgado para la víctima 4.970 euros.

La pena impuesta supone además la prohibición de acercarse o contactar con su exmujer durante cinco años, e indemnizarla con 4.943 euros. Le imponen también las costas, incluidas la de la acusación particular.

El acusado recurrió la sentencia ante la Audiencia Provincial, pidiendo que le rebajaran la pena a dos años con el fin de evitar ingresar en la cárcel.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre