Las tasas más bajas, que son ineficaces y debilitan el sistema financiero y, en última instancia, la economía real, son simplemente un mecanismo para mantener niveles excesivos de deuda durante un poco más de tiempo.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre