lunes, 27junio, 2022
16.2 C
Seville

Conciencia, honor, fama…

Joan Martí
Licenciado en filosofía por la Universidad de Barcelona. Máster en Dirección de empresa por la escuela industrial de Madrid Impartido por una empresa externa CONSULTORES ESPAÑOLES. 520 horas.
- Publicidad -

análisis

La Corte Penal Internacional corre serio riesgo de caer en la inoperancia por la pasividad de Estados Unidos

Estados Unidos debería reafirmar su apoyo a la justicia para las víctimas de graves crímenes internacionales en todo el mundo, señaló Human Rights Watch...

Pedro Sánchez tendrá que hacer público si tiene acciones en el Santander y otras empresas cotizadas

Lo mínimo que se espera de un presidente un gobierno democrático es la transparencia respecto a su patrimonio. Ahí se incluyen también los vehículos...

La izquierda alternativa andaluza después del 19J. Una lectura constructiva de los resultados

La izquierda alternativa andaluza debe separarse de los oportunistas y melodramáticos análisis que los partidos del sistema hacen de los resultados electorales. Tampoco debe...

Las grandes fortunas han aumentado su riqueza un 58% gracias al Covid-19

Desempleo, miedo, enfermedades mentales, confinamientos, bajadas salariales, pobreza sobrevenida, son algunas de las consecuencias que ha tenido la pandemia del Covid-19 para miles de...
- Publicidad -
- Publicidad-

Dada la extensión de la sentencia, dice el catedrático Javier Pérez Royo en un artículo en eldiario.es, me voy a limitar a la atribución de los delitos de prevaricación y malversación (En el presente artículo, se han omitido deliberadamente cargos y nombres para hacer una discusión lo más abstracta posible). “He leído detenidamente el apartado de los «Hechos Probados» y la parte de los «Fundamentos Jurídicos» en los que se individualiza la responsabilidad penal”.

Vaya por delante la máxima “atrévete a saber” convertida de forma más adecuada en “atrévete a ser honesto” que es la que sigue siempre el señor Pérez Royo.

“Estos son los únicos «hechos probados» imputables. El Gobierno puede haber elaborado un Proyecto de Presupuestos con finalidad fraudulenta, pero, si el Parlamento lo tramita parlamentariamente y lo aprueba, el acto del Gobierno es jurídicamente irrelevante.

- Publicidad-

El ordenamiento jurídico del Estado Constitucional descansa en la presunción «iuris et de jure», que no admite prueba en contrario, de que el Parlamento no es susceptible de ser engañado. Políticamente se le puede engañar, pero jurídicamente no. La voluntad expresada por el Parlamento es la voluntad general, es la ley. Nada de lo que haya ocurrido en el proceso de elaboración de la ley es jurídicamente relevante, una vez que ha sido aprobada”.

¿Por qué nos cuesta tanto reconocer la responsabilidad de actos reprobables?

Avancemos una explicación: yo creo que tiene que ver con el pasado católico de este país y por eso hay una diferencia entre la reacción entre ciudadanos de cultura protestante y ciudadanos de cultura católica. El protestante se juega el valor de su conciencia. El protestante mantiene una relación directa entre su conciencia y Dios. El católico tiene la mediación de la iglesia.

El protestante, como no tiene la figura de la confesión, no se puede engañar; ni se engaña él ni engaña a Dios. Si a esto añadimos una enseñanza con fundamentos morales, que es la que se deriva de la ética protestante, entenderemos por qué pesan tanto los problemas de conciencia y debido a ello podemos ver numerosos casos de políticos que dimiten por una nimiedad. El católico se confía a un intermediario y no pasa nada; ya vendrá un tercero asumir la responsabilidad.

Hay otra razón. En la cultura protestante hay una cultura bíblica y en la cultura bíblica hay una relación entre culpa y libertad. El culpable no es un ser maldito. La culpa, por alguna razón, forma parte del proceso de libertad del hombre. Quien se siente públicamente culpable es respetado. En la cultura católica sin embargo en el lugar de la conciencia está la fama, el buen nombre, el honor, el reconocimiento social. La fama y el honor como corazas con las que nos protegemos de los demás.

Si en España alguien pierde el honor, no es que sea atacado duramente por sus rivales, es que acaba siendo desacreditado por los propios amigos. En nuestra cultura quien pierde la fama pierde todo y por eso los políticos antes de perder la fama son capaces de aguantar lo que haga falta.

Una cultura cívica es, sin duda, fundamental para el funcionamiento del sistema democrático y también de la vida económica, pero muchos la consideran un lastre para la alegría de vivir porque la responsabilidad, la previsión y el comedimiento restringen a menudo la satisfacción de preferencias personales. Pero debemos asumir las consecuencias de nuestros actos sin ampararnos o invocando instancias externas como puede ser la voluntad expresada por el Parlamento, la religión, la naturaleza o la patria. Si hemos hecho un acto libre, entonces tendremos que asumir sus consecuencias.

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

últimos artículos

El municipio soriano de Novercas se levanta contra la macrogranja más grande de Europa

Noviercas, un pueblo soriano de apenas 150 habitantes, ha acogido en sus calles a cientos de personas que se han trasladado hasta allí para...

Un Tratado Global de los Océanos, la asignatura pendiente de la cumbre que hoy comienza en Lisboa

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos, presidida por Portugal y Kenia, reunirá a partir de hoy a jefes de estado, ministros, científicos...

“El principal peligro para la democracia española no es Vox, es Podemos, y por supuesto los partidos separatistas”

Fernando Savater es, a sus 75 años, el filósofo español más conocido en el mundo y uno de los escritores más polifacéticos en el...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Una candidata al Premio Princesa de Asturias de la Concordia pide ayuda a Pedro Sánchez para recuperar la custodia de sus hijas

La historia de Elena Ramallo bien podría inspirar un libro o una película. Esta madre, doctora en el ámbito del Derecho, investigadora, divulgadora académica...

Banco Popular: el Santander sí está devolviendo su dinero a los afectados de los PPI, un tema heredado de otra entidad

Entre los afectados por la resolución de Banco Popular hay cierta inquietud respecto a quién va a ser el responsable de devolverles el dinero...

Banco Popular: el mayor error de la sentencia del TGUE fue dar por hecho un inexistente riesgo a la «estabilidad del mercado financiero»

Según la sentencia del Tribunal General de la Unión Europea (TGUE), la resolución de Banco Popular "perseguía un objetivo de interés general: garantizar la...

Banco Popular: Calama consulta sobre si excluye la responsabilidad civil del Santander

José Luis Calama Teixeira, el juez de la Audiencia Nacional que instruye el Caso Banco Popular, ha dado traslado a las partes para que...

Empobrecer a sus trabajadores: el «secreto» de los altos directivos para hacerse multimillonarios

Mientras la inflación está quebrando las economías domésticas y los gobiernos se niegan a aplicar una subida salarial en base a la subida de...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

El municipio soriano de Novercas se levanta contra la macrogranja más grande de Europa

Noviercas, un pueblo soriano de apenas 150 habitantes, ha acogido en sus calles a cientos de personas que se han trasladado hasta allí para...

Un Tratado Global de los Océanos, la asignatura pendiente de la cumbre que hoy comienza en Lisboa

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos, presidida por Portugal y Kenia, reunirá a partir de hoy a jefes de estado, ministros, científicos...

“El principal peligro para la democracia española no es Vox, es Podemos, y por supuesto los partidos separatistas”

Fernando Savater es, a sus 75 años, el filósofo español más conocido en el mundo y uno de los escritores más polifacéticos en el...