La memoria como relatora de vidas, guarda en su enorme faltriquera hallazgos, conquistas y episodios populares desde tiempos remotos. La memoria, esa abuelita de apellido resabiado, nos viene a recordar que hoy somos porque otras y otros fueron, o que los territorios donde habitamos, fueron cultivados con pretéritas vivencias, que en la actualidad conforman nuestra identidad. La memoria también es honrada con quienes le arrebataron la vida y, a pesar de su edad, es firme luchadora de la verdad, la justicia y la reparación.

En tiempos de confinamiento donde lo comunitario prevalece sobre el individualismo, comenzamos a repensar nuestras vidas desde otras esferas cotidianas, lo que ha provocado notables cambios en nuestro modo de relacionarnos. También se han visto alteradas las formas de productividad y trabajo, así como la creatividad, tomando cauces más sociales, solidarios y hacia bien común. En este contexto y aunando todos estos elementos, surgen proyectos individuales y colectivos que intentan hacer de este periodo alarmante y extraordinario, un recorrido más liviano y humano.

CON FIN es un proyecto documental que “nace con la intención de construir una memoria común colaborativa”. Tomando como inspiración la singular cita ‘SIN FIN’ del artista granadino y pionero del cine documental, José Val del Omar, y siguiendo su vocación pedagógica-documentalista, tres hermanos portuenses se han aventurado a lanzar esta propuesta con “el objeto último de perpetuar en el tiempo y no dejar caer en el olvido estos días, que harán cambiar nuestra manera de vivir tal y cómo la conocíamos”.

Este ejercicio de memoria colectiva ideado por Miguel, Ignacio y Mauri Buhigas busca captar “las experiencias cotidianas excepcionales, que afloran en situaciones extraordinarias como las que estamos viviendo a causa de del COVID-19”. Por tanto, CON FIN será construido por cualquier persona que quiera participar, pues la iniciativa persigue “registrar estas historias y vivencias aleatorias, a través de la narración audiovisual de las mismas”, con el compendio de sentimientos y percepciones de las personas voluntarias que quieran dejar constancia de su experiencia durante el confinamiento.

“Llevamos recopilados videos con testimonios de jóvenes, mayores y niños de todas las partes del mundo”, comentan a Diario16 los promotores del documental. Las instrucciones para participar son bien sencillas y están publicadas en una página de Facebook creada para tal fin. De este modo, las personas participantes tendrán que grabarse un video reflexionando sobre una serie de preguntas e ideas planteadas por los promotores, además de grabar un pequeño video independiente de su conexión con el mundo exterior, es decir, qué ve la persona por la ventana, el balcón o el patio, por ejemplo, del lugar donde esté pasando el confinamiento. Ambos vídeos serán enviados a la dirección videos.confin@gmail.com.

“Una vez reunidos los testimonios”, explican los hermanos Buhigas, “se unirán en una sola pieza en la que quedarán plasmados los distintos prismas de este cambio de paradigma vital”. Para ellos, CONFIN es “una experiencia con vocación de futuro, que bebe de la realidad más inminente”. Un proyecto con mirada global sin muros ni fronteras, que ya se está traduciendo al inglés, francés e italiano, y que busca “aliviar la incertidumbre y la tristeza acompañándonos desde la soledad individual”.

CON FIN está hecho para seguir construyendo memoria. CON FIN es compartir. Y como compartir es vivir, qué mejor forma de seguir viviendo, que a través de las vivencias resilientes y solidarias de una sociedad igualada por la pandemia del COVID-19.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre