La compra de una casa es una decisión financiera importante que puede darte tranquilidad y un lugar maravilloso para vivir. Sin embargo, hay que pensar dos veces antes de tomar una decisión.

La idea de que tu residencia principal pueda ser una inversión proviene del hecho de que, históricamente, los valores de los bienes raíces aumentan. Seguramente tengas a algún familiar, por ejemplo, que adquirió una vivienda por menos de 100.000 euros, y actualmente está valorada en más de 300.000 euros.

¿Qué desafíos existen para los bienes raíces en este momento?

El mercado ha sufrido un ralentizamiento significativo en todas las partes del mundo, incluso en lugares donde se permite que las ventas de bienes raíces procedan más o menos como de costumbre.

Debido a la pandemia mundial, la confianza general de los consumidores ha disminuido considerablemente, lo que significa que los compradores están mostrando dudas para realizar grandes compras, como por ejemplo la compra de una vivienda.

Además, no solo los compradores temen comprar en estos tiempos, los vendedores también están mostrando un rechazo a vender sus casas. Por no hablar de las inspecciones, tasaciones y visitas a las casas, la cuales se ven afectadas por las iniciativas de distanciamiento social y las obligaciones de permanencia en el hogar.

Y esto no queda aquí, los estándares de los préstamos hipotecarios también están cambiando, incluyendo nuevas superposiciones que aumentan los puntajes de crédito mínimos requeridos, la documentación necesaria y los porcentajes de pago inicial para los préstamos hipotecarios.

Dicho esto, en anteriores crisis económicas, el mercado inmobiliario ha superado al mercado de valores. La excepción, por supuesto, sería la Gran Recesión de 2008, donde el precio del metro cuadrado en Alcorcón, por ejemplo, cayó en un 33%.

Sin embargo, los expertos anticipan que una recesión relacionada con el coronavirus se comportará de forma más tradicional. Como bien se sabe, los factores que llevaron a la Gran Recesión estuvieron fuertemente influenciados por la vivienda, mientras que la crisis económica actual no está tan ligada al sector inmobiliario.

¿Qué significa eso para ti como inversor individual?

Básicamente significa que la implementación de una estrategia de inversión inmobiliaria podría resultar rentable a largo plazo.

Pero necesitarás un plan sólido, alguna solución creativa de problemas, un nivel saludable de liquidez y una buena comprensión de tu mercado local.

¿Cuál es tu plan de inversión?

Los pequeños inversionistas de bienes raíces usualmente caen en una de estas dos categorías: los que se alejan y los que se quedan en casa. Muchos compran casas a bajo precio, hacen las reparaciones y renovaciones necesarias, y luego venden las casas a un buen precio.

Por otro lado, los propietarios compran casas con la intención de mantener la propiedad durante un largo período de tiempo y beneficiarse mensualmente de los ingresos por alquiler.

Durante esta pandemia, ambos se enfrentan a grandes desafíos.

Reformar y revender

Dependiendo del mercado local, los vendedores pueden encontrar algunos bienes inmobiliarios a medida que la oferta aumenta debido a la incertidumbre del mercado. Lo cierto es que las casas pueden estar «a la venta» en el mercado mientras los compradores esperan la indecisión de la pandemia.

Los vendedores suelen mostrar una mayor disposición a negociar cuando sus casas están en el mercado por un tiempo. Pero, como se ha mencionado previamente, los vendedores de algunas zonas también pueden ser reacios a cotizar en bolsa debido a la naturaleza volátil de la economía.

Compra y alquiler

Tradicionalmente, la industria del alquiler mantiene un nivel general de estabilidad durante las crisis económicas, por lo que los inversores de compraventa podrían utilizar las propiedades de alquiler como fuente complementaria de ingresos en estos tiempos de incertidumbre.

Además, los propietarios potenciales que pueden pagar en efectivo por una propiedad y alquilarla rápidamente pueden experimentar los beneficios de la inversión en propiedades de alquiler.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre