La variedad de telas que se encuentran en el mercado es cada vez mayor. Adquirir las que se necesitan es muy sencillo y accesible para todo el mundo, ya que cada vez más personas convierten su hobby en una profesión y realizan tareas de costura con las que crean diferentes productos en función de la rama en la que se especialicen.

Este producto se puede clasificar de dos maneras: por el modelo de producto y por el tejido de la tela. Dependiendo de la funcionalidad que se le quiera dar, se deberá comprar un modelo de tela elaborado a base un una materia prima específica.

Las personas que trabajan asiduamente con telas reconocen cada modelo y cada composición, pero comenzar a diferenciarlas no es siempre fácil dado que la variedad es muy amplia.

Diferentes tipos de tela

Elaborados con diferentes compuestos, ya sean naturales o sintéticos, se pueden encontrar en el mercado diversos tipos de telas destinadas a un uso distinto. No es lo mismo elegir una tela para un vestido que para una cortina o para tapizar un sofá. No obstante, los expertos podrán guiar a los usuarios en la búsqueda de la tela perfecta.

Tradicionalmente, encontrar mayor variedad y calidad de telas implicaba recurrir a sitios más especializados y grandes donde hubiera espacio para almacenar el material. En la actualidad, esto se ha democratizado y existen diferentes plataformas especializadas en la venta de telas baratas, lo que incita a un mayor consumo.

Franela

Esta tela suele elaborarse de algodón o lana, aunque en la actualidad es común encontrarla hecha a base de fibras sintéticas. Es una tela suave con una superficie satinada que suele usarse para crear chaquetas, faldas, vestidos y trajes.

Crepé

Es un tejido de superficie granular y arrugada. Se forma a partir de hilo fuertemente sobregirado para obtener un acabado ligeramente rizado. El crepé puede encontrarse elaborado a base de lana, seda, algodón o sarga, e incluso fibras de poliéster. Es usado para confeccionar trajes de noche.

Oxford

Esta tela suele elaborarse a base de algodón, poliéster y elastano, y su textura se debe al ligamento tafetán. Lleva el nombre de la ciudad inglesa donde comenzó a fabricarse con el objetivo de crear camisas con unos característicos botones al cuello. Por lo general, suele utilizarse para elaborar ropa deportiva, faldas y chaquetas.

Terciopelo

El terciopelo es un tipo de tela velluda en la cual los hilos se distribuyen muy uniformemente en un pelo corto y denso, de suave tacto. El terciopelo puede estar fabricado de cualquier fibra y se teje en un telar especial. Su uso es infinito, desde ropa a tapicerías.

Tafetán

Es un tejido espeso de hilo fino y algo tieso que al tocarlo tiene un tacto crujiente muy atractivo. Suele elaborarse a base de seda y generalmente se utiliza para confeccionar trajes y vestidos de noche.

Los tejidos naturales

Todas las telas anteriores se elaboran a base de tejidos naturales o sintéticos. Hace años la mayoría de los que se utilizaban eran naturales, pero con el paso del tiempo y gracias a la investigación que se ha ido realizando en la industria textil, muchos son de origen artificial.

A continuación, se analizarán los tejidos naturales más populares:

El algodón

El algodón es una fibra textil vegetal y natural que se forma alrededor de la semilla de la mata de algodón. Es la fibra natural más utilizada del mundo. Las fibras más largas y finas que se extraen tras su tratamiento suelen destinarse a la fabricación de lencería, ropa interior o ropa de cama de alta gama. Es un material agradable que respeta la piel, por eso la mayoría de ropa para bebés se hace a base de algodón.

Lino

El lino es una planta muy importante en la industria textil, pues a partir de sus fibras se fabrica el lino, un tejido muy conocido y codiciado. Esta fibra natural es considerada muy lujosa, ya que es muy cómoda, fresca y elegante. Con ella se hace ropa y telas para el hogar, como sábanas y manteles.

Seda

La seda es también una fibra natural, aunque en este caso es de origen animal. Se obtiene a través de unos gusanos conocidos como “gusanos de seda”. Es un tejido muy codiciado y caro debido a que el proceso de extracción y elaboración es largo y delicado. Entre sus principales propiedades se detalla que mantiene el calor en invierno y es fresco en verano. Es un tejido que tiñe fácilmente, pero como es muy fino debe ser tratado con sumo cuidado para que no se estropee.

Lana

La lana, otra fibra natural de origen animal, es una de las más antiguas en uso del mundo. Se obtiene de ovejas, cabras, llamas, alpacas y otros animales peludos. Es el tejido que mejor mantiene el calor corporal, por lo que suele usarse para todo tipo de ropa de abrigo.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre