sábado, 28mayo, 2022
22.9 C
Seville

Complot de la policía secreta de Zelenski para «liquidar» al opositor Anatoly Shariy

Los relatos de la prisión de tortura de la SBU ucraniana revelan el complot de Zelensky para asesinar a la figura de la oposición exiliada y destacado periodista Anatoly Shariy

Dan Cohen
Dan Cohen es el corresponsal en Washington DC de Mint Press News. Ha trabajado en Oriente Medio y Latinoamérica. Es director del aclamado documental "Killing Gaza"
- Publicidad -

análisis

El Repaso del 27 de mayo: análisis sobre las principales noticias y portadas

Cada día en El Repaso analizamos las principales noticias, echamos un vistazo a las portadas, tanto nacionales como internacionales y comentamos en directo la...

La revisión de los indultos y los errores del Tribunal Supremo

El foco mediático vuelve a sobrevolar el emblemático edificio del Tribunal Supremo. Lo hace después de que este martes la Sala Tercera anunciara que...

Javier Hurtado, el propagandista de Putin del PP

La derecha española va camino de convertirse en la Familia Addams. La fauna de estrafalarios o siniestros personajes que se han ido sumando a...

Putin planea matarnos de hambre y de frío

Primero cierra el grifo del gas, después corta el suministro de trigo y maíz. Putin planea exterminarnos de frío y de hambre. El dirigente...
- Publicidad -
- Publicidad-

El 7 de marzo Anatoly Shariy, una figura de la oposición ucraniana y uno de los periodistas más populares del país, recibió un correo electrónico de Igor, un antiguo amigo con quién no tenía ningún contacto en muchos años (Igor es el alias utilizado para proteger su identidad).

«Por favor, ayúdame a encontrar un sitio donde vivir, recomienda un apartamento o un agente. Estoy dispuesto a hacer cualquier trabajo para ti, lo que digas,» ponía el correo electrónico.

«Me di cuenta de que él estaba en las manos del SBU» me dijo Shariy usando el acrónimo de la agencia de inteligencia nacional de Ucrania, conocida por la persecución de cualquier persona acusada de simpatizar con Rusia. «Entendí con quién estaba hablando y no respondí nada particular.”

Shariy sospechaba que el SBU quería que Igor lo vigilara por un intento de asesinato.

Cuatro días después Shariy recibió un correo electrónico de una dirección diferente. Esta vez fue Igor confirmando la sospecha de Shariy de que el primer correo electrónico había sido escrito por un agente del SBU. Igor explicó que había sido interrogado y torturado por sus vínculos con Rusia.

«Me di cuenta de que los oficiales del SBU estaban preparando un intento de asesinato contra Anatoly y decidí advertirle que su vida estaba en peligro», me dijo en una llamada telefónica.

Shariy ha vivido en el exilio desde el 2012, habiendo huido durante la presidencia de Viktor Yanukovich y recibió asilo político en la UE. Su oposición al golpe de Estado de Maidán de 2014 aumentó su perfil político y lo convirtió en el objetivo de Petro Poroshenko quien llegó al poder. Los movimientos neonazis que había expuesto en años anteriores ganaron un gran poder político e intensificaron su agresión contra él. En 2015 los medios de comunicación lituanos calificaron a Shariy de «amigo favorito de Putin», y el gobierno lituano pronto revocó su asilo. Mientras tanto Shariy estaba buscando protección en otros sitios y se trasladó a España donde siguió sus actividades hasta convertirse en uno de los críticos más populares del presidente Volodymyr Zelensky.

Sin embargo, su situación apenas mejoró. En 2019 Alexander Zoloytkhin, un ex soldado del Batallón neonazi Azov, publicó la dirección y las fotos de la casa donde viven los Shariy, su esposa Olga Shariy y su hijo pequeño así como fotos del coche de Olga. Neonazis ucranianos se manifestaron frente a su casa y él recibió numerosas amenazas de muerte.

Hoy en día él es uno de los principales objetivos del gobierno de Kiev, de los paramilitares neonazis y del SBU.

«Le ayudé a convertirse en el presidente»

Shariy comenzó su carrera de periodista en el 2005, primero escribía para revistas femeninas, y luego investigaba a oligarcas ucranianos, crimen organizado y redes neonazis.

Se convirtió en un crítico muy conocido del golpe de Estado de Maidán orquestado por los Estados Unidos en 2014 utilizando su video blog de YouTube y allí acumuló un número impresionante de seguidores en línea. Hoy tiene casi 3 millones de suscriptores en YouTube, 340.000 on Facebook y 268,000 en Twitter, convirtiéndose en uno de los periodistas más populares del país a pesar de vivir el el extranjero durante una década.

En 2019, meses antes de las elecciones presidenciales, Shariy fundó un partido político libertario de centro-derecha al que dió su nombre: El Partido de Shariy. Hablando a los jóvenes profesionales y propietarios de pequeñas y medianas empresas, la popularidad  de Shariy en línea lo transformó en un jugador importante en la construcción de una coalición, consistentemente votada entre el tres y el seis por ciento.

Shariy apoyó activamente a Zelensky durante su campaña, atacando al entonces presidente Poroshenko. «Pensé que él [Zelensky] estaba decidido  a cumplir sus promesas electorales. Le ayudé a convertirse en presidente. La verdad es que mi equipo y yo hicimos todo lo posible para que él obtuviera este puesto», le dijo Shariy.

Los activistas de Shariy muy eficazmente interrumpieron los eventos de la campaña de Poroshenko.

«Estábamos siguiendo a Poroshenko a todas partes adonde fuimos con su gira pre-electoral. Había tantísimas personas en cada ciudad y pueblo que se organizaban en grupos y hacían preguntas difíciles a Poroshenko», recordó Shariy.

En un evento de julio de 2019 los partidarios de Shariy aprovecharon el lema de la campaña de Poroshenko: «Ejército – SÍ, Idioma – SÍ, Fe – SÍ», respondiendo «Shariy» en lugar de «SÍ».”

Pero la imagen de la campaña de Zelenskya que fue cuidadosamente elaborada era de un outsider político dedicado a acabar con la corrupción desenfrenada y copiada de su exitosa serie televisiva, «Sirvidor del Pueblo», resultó ser una farsa.

Zelensky hizo tratos con los oligarcas y apiló su gabinete con las mismas figuras a quienes criticaba durante su campaña. Rechazó los esfuerzos de creación de coaliciones que caracterizan la democracia parlamentaria multipartidista de Ucrania, prefiriendo recortar los acuerdos entre bastidores para obtener los votos. Incluso cooperó con el partido de su más acérrimo ex-rival Poroshenko en las elecciones municipales de Odesa en 2020 a pesar de su famosa cita durante los debates pre-electorales cuando le dijo a Poroshenko, «YO SOY SU VEREDICTO»-«Я – ваш приговор».

«Cuando me di cuenta de que no tenía la intención de cambiar nada, la corrupción era la misma o incluso peor, cambiamos de opinión», dijo Shariy.

Tras la victoria de Zelensky, procedió a eliminar los fondos estatales para los partidos que obtuvieron menos del 5% de los votos en las elecciones. El partido de Shariy habiendo recibido solo el 2,23% se encontraba entre los excluidos.

Rechazado por el nuevo presidente a quien le ayudó a ser elegido, Shariy denunció públicamente a Zelensky, remarcando que debería «recortar sus fondos estatales y metérselos por el culo.”

Zelensky traicionó las promesas de su campaña de reformar y llegar a un progreso significativo en el estancamiento de Donbass, lo que llevó a una rápida disminución del apoyo popular. Esto dejó un nicho abierto que rápidamente fue llenado por el Partido de Shariy. Mientras que los votantes mayores tradicionalmente apoyaban la «Plataforma de Oposición Para la Vida» de Viktor Medvedchuk, la presencia  en línea y el estilo de Shariy atraían a las generaciones más jóvenes.

En el terreno, los activistas del Partido de Shariy comenzaron a protestar contra Zelensky utilizando las mismas tácticas que habían utilizado a su favor contra Poroshenko, apareciendo en sus eventos y exigiendo su dimisión.

A medida que Shariy ganaba capital político e incluso era considerado un posible candidato a presidencia en las futuras elecciones, la guerra de palabras entre él y Zelensky se convirtió en una rivalidad feroz.

Zelensky arremetió contra Shariy, acusándole  de » tratar de aumentar su ranking a costa de mi ranking, el ranking del presidente.”

El periodista ucraniano Yuri Tkachev, detenido recientemente por el SBU, comentó que el partido de Shariy es mucho más fuerte de lo que indican las encuestas. «Es extraño pensar que el gobierno gastaría tanta energía en un partido de oposición insignificante. Todo esto nos hace pensar que sus rankings son mayores de lo que están tratando de mostrarnos», remarcó.

Cazando disidentes en un ‘safari’ político

A lo largo de las elecciones, las payasadas anti-Poroshenko del Partido de Shariy se enfrentraron a una violencia severa de la base del presidente que incluía a ultranacionalistas y neofascistas. Algunos de los que se atrevieron a hacerle preguntas difíciles a Poroshenko fueron golpeados. En Zaporizhzhya prendieron a fuego un coche de un hombre  y una mujer fue agredida por el propio Poroshenko.

Esta violencia continuó después de Zelensky ganar las elecciones y su rivalidad con Zelensky se intensificó.

En una manifestación de junio de 2020 en la que los miembros del Partido de Shariy exigieron una investigación de los ataques por motivos políticos contra sus miembros, grupos neonazis les atacaron con bombas de humo y gas lacrimógeno que se vieron seguidas peleas dentro del metro. Después estos grupos anunciaron un «safari» político, ofreciendo recompensas por ataques a miembros del Partido de Shariy. Esto marcó la escalada de violencia contra la oposición política, especialmente contra el Partido de Shariy y sus partidarios.

En un incidente, hombres enmascarados golpearon a un joven en Kharkiv dejándole gravemente herido y hospitalizado. En Vinnytsia hombres del grupo neofascista Edelweiss pegaron un miembro del partido a plena luz del día, rompiéndole las costillas y perforándo un pulmón. En otro incidente un miembro del Batallón neonazi Azov entrenado por los Estados Unidos atacó  a un miembro del partido dentro de su oficina.

Mientras los miembros de su partido eran golpeados en las calles y dentro de sus oficinas, Shariy estaba bajo amenaza. El 8 de julio de 2020 él acusó a Zelensky de ordenar su asesinato, publicando una confesión a la Policía catalana por Zoloytkhin, el hombre que había publicado su discurso el año anterior. Zoloytkhin era buscado en Ucrania por numerosos delitos graves, entre ellos participación en el secuestro y golpeamiento de periodista Vladislav Bovtruk en 2016. Zoloytkhin confesó a la policía que las principales figuras del gobierno de Zelensky le habían ordenado asesinar a Shariy, y Shariy publicó una confesión de Zoloytkhin en video.

En febrero de 2021 el SBU acusó a Shariy de traición, de» difundir la propaganda rusa», y lo convocó a un interrogatorio por el SBU. Después de que se negó a aparecer, le pusieron en la lista nacional de buscados por la Justicia.

Shariy está  en la lista negra en Myrotvorets (Pacificador), una base de datos online de lo que su propietario declaró «enemigos del estado», que contiene información personal y direcciones. La lista negra está afiliada al gobierno ucraniano y a el SBU y fue fundada por Anton Herashchenko, actual asesor del Ministerio del Interior de Ucrania. La página web acusa a Shariy de violar la soberanía de Ucrania y de financiar a terroristas.

Shariy Myrotvorets
Captura de pantalla muestra a Shariy en una página web vinculada al gobierno que publica los detalles personales de los enemigos del estado

Muchas personas fueron asesinadas poco después de que sus nombres se agregaran a la lista. El 15 de abril de 2015, Oleh Kalashnikov, un político del Partido pro-Ruso de las Regiones , el partido del presidente derrocado Victor Yanukovich, fue asesinado a tiros en Kiev. Al día siguiente Oles Buzina, un destacado periodista y escritor que abogaba la unidad entre Ucrania, Bielorrusia y Rusia y hacía una campaña para prohibir las organizaciones neonazi, fue asesinado a tiros cerca de su apartamento. Los culpables eran Andrey Medvedko y Denis Polishchuk, neonazis que habían ocupado posiciones gubernamentales y militares; sus confesiones fueron publicados por Shariy. Sin embargo, los asesinos de Buzina no solo estan en libertad, sino  recibieron financiación del gobierno.

Oles Buzina
La escena del asesinato de Oles Buzina. Foto: Ruptly

Zelensky ha abierto numerosos casos penales contra Shariy. Él personalmente promulgó sanciones contra él, su esposa Olga Shariy y la madre de su esposa, Alla Bondarenko. El partido político de Shariy fue prohibido en el decreto demoledor de Zelensky del 20 de marzo criminalizando a todos los partidos de oposición, acusándolos de tener vínculos con Rusia.

«Una persona ordinaria confiesa nada menos que el asesinato de John F. Kennedy»

Antes de la ofensiva rusa, Shariy aparecía a menudo en la televisión rusa, posicionándose como una alternativa neutral a Zelensky y su régimen de neoliberales y neofascistas pro-UE. Cuando los tanques rusos cruzaron la frontera ucraniana él inmediatamente denunció la invasión llamando tonto al Kremlin por invadir un país que creía que colapsaría por sí solo. Sin embargo, las amenazas contra él se intensificaron y Zelensky trató de eliminarle a Shariy de la vida política y matarlo al mismo tiempo.

El 2 de marzo, agentes de inteligencia ucraniana llegaron a la casa de Igor en Kiev. Esto es lo que contó a MintPress por teléfono el 7 de abril. 

Lo detuvieron, lo esposaron y le colocaron un saco en la cabeza, luego lo llevaron a una instalación deportiva convertida en una prisión temporal y conectada con la sede principal del SBU en  el centro de Kiev, entre las calles Vladimirskaya, Irininsky, Patorzhinsky y Malopodvalna. Construido originalmente como el Palacio Sindical después de la revolución rusa este edificio se convirtió en la sede central de los Bolchevique en Ucrania. Desde el 1938 sirvió como la sede central de la Gestapo durante la ocupación nazi, el NKVD de la URSS y hoy es el centro de torturas para los prisioneros rusos de la guerra y los ucranianos acusados de tener vínculos con Rusia.

Dentro de las estrechas salas subterráneas convertidas en amplias instalaciones de seguridad del Estado, dice Igor, los agentes del SBU supervisan a los miembros de la «Defensa Territorial» – civiles ultranacionalistas y elementos criminales a quienes el gobierno dio armas en las calles en los primeros días de la ofensiva rusa mientras golpean, torturan e incluso matan a sus prisioneros.

Numerosas figuras destacadas han sido secuestrados y torturados por la Defensa Territorial y el SBU. Entre ellos se encuentran el luchador de artes marciales mixtas Maxim Rindkovsky quien fue golpeado en un video y supuestamente asesinado, Denis Kireev, un negociador ucraniano que fue asesinado después de ser acusado de traición y Volodymyr Struk, el alcalde de Kreminna quien fue asesinado después de ser acusado de apoyar a Rusia. Incluso Dmitry Demyanenko, ex-jefe del SBU de la región de Kiev fue tiroteado a muerte en su coche el 10 de marzo acusado de simpatizar con Rusia.

De hecho, el SBU es un proyecto de la CIA. Tras el golpe de estado de 2014, el servicio de seguridad estaba encabezado por Valentin Nalyvaichenko, reclutado por la CIA cuando era el Cónsul General de Ucrania en los Estados Unidos. Según se informa, la CIA tiene una planta entera en la sede del SBU.

In November 2021, Zelensky appointed Oleksandr Poklad to head the SBU’s counterintelligence. Un exabogado y policía con vínculos con el crimen organizado, Poklad, de apodo «El Estrangulador» – una referencia a su método favorito de obtener testimonios de sus víctimas. Un artículo describe otro método de tortura conocido como ‘El Elefante’:

«A la víctima de tortura se le pone una máscara de gas, y se usa el gas lacrimógeno de pimienta de lata o aerosol o un aerosol venenoso como el diclorvos se pone en la manguera de la máscara de gas. Después de ese tipo de tortura, una persona ordinaria confiesa nada menos que el asesinato de John F. Kennedy.”

Las Naciones Unidas y la Amnistía Internacional ambas documentaron las prisiones de tortura del SBU.

El SBU tiene también una cooperación muy  estrecha  con grupos neonazis, incluyendo al Sector Derecho (Práviy Séktor), Azov y C14 los que fueron contratados por el gobierno ucraniano para llevar a cabo patrullas callejeras.

«Un pequeño Guantánamo»

Dentro de las instalaciones deportivas convertido en prisión de tortura temporal, Igor dice que el saco sobre su cabeza fue reemplazado por una venda para los ojos, dejándolo solo ver sus piernas.

Un hombre de negocios ucraniano que había trabajado durante mucho tiempo en logística de transporte, incluidas temporadas en Moscú, una historia típica de muchos ucranianos, desde que regresó a Kiev, Igor había mantenido vínculos comerciales con Moscú y Crimea la que se unió a la Federación de Rusia después del referéndum exitoso en 2014.

Algunos miembros de su familia, incluida su madre, viven en Rusia y él los visitaba regularmente hasta que las relaciones entre los dos países alcanzaron el punto de ebullición en 2021. «Con el conflicto entre Rusia y Ucrania y los acontecimientos del 24 de febrero, mi madre comenzó a llamarme muy a menudo porque tenía mucho miedo sobre mi estatus», me dijo.

La Defensa Territorial comenzó a arrestar a todos sospechosa de simpatizar con Rusia, así como a los ucranianos con vínculos transfronterizos que fueran familiares o comerciales.

Dentro de la prisión improvisada Igor dice que identificó de 25 a 30 voces distintas de hombres encarcelados y vio de 10 a 12 hombres con uniformes militares rusos, quienes cree que eran prisioneros de guerra. Dos de los rusos fueron severamente golpeados para motivar a los demás a dar video testimonios sobre su odio por Putin y su oposición a la guerra.

Otros detenidos eran personas religiosas conocidas por reunirse en instalaciones militares para orar por la paz y personas sin hogar que no tenían manera de respetar el toque de queda nocturno y les llevaban las patrullas nocturnas.

Muchos de los que estaban dentro de las instalaciones fueron retenidos para un par de horas y salían en libertad, otros fueron brutalmente golpeados. «Era como un pequeño Guantánamo», recordó Igor.

Igor dice que fue interrogado tres veces, con una duración de cada sesión de entre 15 y 30 minutos. Voluntarios de Defensa Territorial llevaron a cabo las palizas mientras los oficiales del SBU les instruían sobre cómo torturar y le hacían preguntas.

«Usaron un mechero para calentar una aguja y luego la ponían debajo de mis uñas», me dijo. “Lo peor fue cuando me pusieron una bolsa de plástico en la cabeza y me asfixiaron y cuando me pusieron el cañón de un rifle Kalashnikov en la cabeza y me obligaron a responder sus preguntas.

Pero dice que el sufrimiento que aguantó fue menor en comparación con la tortura de los prisioneros de guerra rusos, a quienes golpeaban con tubos de metal mientras con el himno nacional ucraniano de fondo. «Podía oírlo porque toda esa tortura se hacía en una habitación cercana. Fue psicológicamente severo. Todo esto se hacía de noche, los sonidos de los golpes eran constantes. Era difícil de dormir.”

Escuchando las conversaciones de otros prisioneros, Igor entendió que dos prisioneros de Bielorrusia fueron golpeados hasta la muerte, identificando a uno como un hombre llamado Sergey.

«Como un judío en la Alemania nazi»

La existencia de la prisión de tortura fue corroborada por un relato que recibí de Andrey, un hombre con ciudadanía de Rusia y un país de Europa occidental (Andrey es también un alias para proteger la identidad de la fuente).

Cuando fue llevado por primera vez a la prisión, recuerda Andrey, fue testigo de cómo la policía golpeaba a lo que le dijeron que era un saboteador ruso.

«Es como la justicia popular, ¿sabes? Simplemente encuentras a alguien conforme con la descripción y te desquitas con él», dijo.

Atado a una silla, la policía golpeó repetidamente al hombre en el torso, la cara y la parte posterior de la cabeza mientras la sangre salía de su boca.

«La policía ni siquiera estaba interesada en lo que tenía que decir. Le hacían una pregunta, empezaba a hablar lentamente y le golpeaban en la cabeza», dijo. «Le estaban proyectando su agresión y el miedo como a un saco de boxeo.”

Andrey dice que la policía lo amenazó con lo mismo, pero se salvó porque tenía la ciudadanía de un país de Europa occidental. «Me dijeron que si no fuera por mi segundo pasaporte, me matarían. No se cuánto de eso fue para influenciarme y asustarme, o cuánto fue real», dijo.

Durante un interrogatorio, dice que le vendaron los ojos, le pegaron las manos a la espalda y lo llevaron a un lugar desconocido. Después le llevaron a un edificio y subieron y bajaron escaleras, lo arrojaron al suelo y lo patearon en la cabeza.

Andrey recuerda escuchar música ucraniana ultranacionalista en la prisión. «Hard bass, electro, rock, rap, era para privarnos del sueño o para enmascarar lo que estaba pasando detrás de la música.”

Dentro de la prisión, Andrey conoció a Igor, quien durmió en una colchoneta adyacente. Recordó que no estaba seguro de si Igor era un prisionero real o si estaba plantado para intentar de extraer información. En sus breves intercambios, Andrey memorizó el número de teléfono que Igor le dio y se puso en contacto con él después de que fuera liberado.

Andrey permanece en el territorio de Ucraniana desde su liberación, preocupado de que la histeria anti-rusa envolviendo a Ucrania pueda llevarle a una agresión, o algo peor. «Soy como un judío en la Alemania nazi», me dijo.

«Estaban muy interesados en su rutina diaria»

Durante el interrogatorio de Igor, los agentes del SBU encontraron los contactos de su tío, un ex oficial militar soviético. Creyendo que su tío tenía influencia en el ejército ruso, los agentes del SBU lo llamaron para exigirle que facilitara el intercambio de Igor por prisioneros del incidente de la Isla de la Serpiente.

Cuando los agentes del SBU encontraron videos de Shariy en el teléfono de Igor, llamaron a oficiales de un otro departamento. A partir de entonces comenzaron a tratarlo mejor, quitándole las esposas y dándole mayores cantidades de alimentos.

Las conexiones de Igor con Shariy eran mínimas, limitadas a contactos ocasionales a través de mensajes de texto. En 2015 Shariy publicó un video sobre un incidente cuando el cardo del camión de Igor fue retenido por militantes del Batallón Aidar para pedir rescate en un cruce fronterizo entre Crimea y Ucrania.

Igor posteriormente filmó entrevistas y eventos para Shariy, aunque nunca se conocieron en persona. Sin embargo, los agentes del SBU aparentemente vieron a Igor como una oportunidad para recopilar información sensible sobre los hábitos de Shariy.

Horas más tarde el jefe vino a interrogarlo sobre los materiales y entrevistas en las que había trabajado para Shariy. Luego le dieron una manta y permitieron dormir durante dos días.

Después de otro interrogatorio, le ordenaron que viajara a España, donde Shariy está refugiado.  «Su intención principal era que me quedara al lado de Shariy, lo ayudara a preparar los materiales e informara a los oficiales en qué estaba trabajando, cuál era su estado, qué estaba haciendo su familia, qué alimentos comía y dónde compraba. Estaban muy interesados en su rutina diaria, sus movimientos y las personas cercanas a él. Querían que estuviera lo más cerca posible de él y a su lado lo más a menudo posible.”

Fue entonces cuando Igor se dio cuenta de que la vida de Shariy estaba en peligro.

«Por lo que entendí, a base de la información que tenía que transmitir, se estaba preparando la liquidación de Anatoly Shariy, ya que representa un peligro para el gobierno de Ucrania y critica las acciones del SBU, el gobierno y el presidente Zelensky», me dijo.

SBU le dijo que un agente estacionado en España se pondría en contacto con él después de su llegada y le daría más instrucciones.

Otro departamento de SBU notificó a su hermano de su arresto, exigiendo un soborno de $ 1,000 para su liberación. «Para el SBU, esto es solo una manera de ganar dinero. Estaban deteniendo a personas y pidiendo dinero a cambio», dijo. Su hermano pagó el soborno el 10 de marzo, liberando a Igor, aunque el coche de Igor fue confiscado como garantía. «Hay muchos casos como este. Se llevan coches civiles para las necesidades del SBU y el ejército ucraniano.”

Los agentes del SBU le aseguraron a Igor que podría cruzar las fronteras ucranianas y entrar en la Unión Europea, una tarea casi imposible para los hombres ucranianos de 18 a 60 años que están sujetos al servicio militar obligatorio.

Después de su liberación, Igor dice que se quedó en Kiev durante diez días, descansando y recuperando su estado de salud. Luego viajó a Transcarpacia, una región en el oeste de Ucrania. En lugar de seguir las órdenes del SBU, Igor fue a un otro país de Europa occidental. El 2 de abril se puso en contacto con Anatoly Shariy por correo electrónico, informándole que cree que está bajo amenaza.

«Le advertí a Anatoliy Shariy que podía haber un intento de matarlo en España.” Shariy comprendió que la llamada de Igor representaba una amenaza extraordinaria. «Yo estaba muy tenso con las preguntas sobre el hecho de que él podría haber sido enviado para poder averiguar los lugares que visito, hasta donde como. La dirección de estas preguntas indica claramente que ellos tienen la idea de mi eliminación física», me dijo Shariy por correo electrónico.

Estando en un país de la UE, Igor se enfrenta a un futuro incierto y no puede regresar a Ucrania. «Tengo miedo, no solo por mi propia vida, sino por mis familiares y amigos», dice.

Con el líder de la oposición Viktor Medvedchuk, con hematomas y aparentemente golpeado, bajo la custodia del SBU, la amenaza contra Shariy está evidente. Él sigue recibiendo amenazas de muerte contra él y su familia, a veces 100 por día, dice.

Anatoly Shariy SBU threats
Izquierda: «Mira, es tu futuro.” Derecha: «Espero que te encuentren pronto.” Capturas de pantalla cortesía de Anatoly Shariy

- Publicidad -

Relacionadas

- Publicidad -
- Publicidad -

6 Comentarios

  1. Según añadiría Eric Zuesse, al final de su artículo, sobre el trabajo de Cohen, no se trata realmente de Shariy (que puede ser bueno o malo), sino de un gobierno, el Gobierno de Ucrania, que funciona de la manera en que lo hacen los gobiernos nazis, y NO de ninguna manera como lo hace un gobierno democrático. Este es un hecho que debería ser ampliamente conocido en los Estados Unidos y en la UE, porque los gobiernos allí están apoyando y armando a ese Gobierno; y esto, a su vez, dice algo sobre ESOS gobiernos, y sobre sus supuestas referencias a sí mismos como ‘apoyadores de la democracia y el estado de derecho’….

  2. Estimados lectores!
    No sé quién ha publicado tal barbara MENTIRA!! Ni me interesa, el caso es que me indigna que se use el castellano para publicar tanta INFORMACIÓN FALSA E IGNORANTE! Seguramente LADRONES Y TRAIDORES (me refiero los que traicionan los derechos humanos en general) como SHARIY .. siguen teniendo portavoces y algunos hablan español .. el artículo está pagado por un DELINCUENTE (o varios)! Gracias a Dios , por lo menos uno ha sido detenido (SHARIY) por la policía española.. Alfo significa, no?

  3. Hacía tiempo que no leía nada de Diario16. Y ya veo para lo que ha quedado. Un artículo mal escrito, pésimamente escrito y claramente parcial proviniente de un medio de propaganda, pretendidamente de extrema izquierda, pero que en realidad está al servicio del FSB ruso. Supongo que tendrá su público, como todo. Pero no lloren cuando tengan que cerrar.

  4. Lo que me extraña es que ese campeón de la libertad no haya visto los torturados, y asesinados de sus alíados los rusos, ni diga nada de las ciudades arrasadas mediante bombardeos incesantes.

    Espero que lo envíen a Ucrania para responder del delito de alta traición y se gaste en abogados lo que ha cobrado por hacerle el juego a Rusia.

  5. No hay que ir hasta ucrania para conocer casos de tortura y persecicion. En Donostia hay un cuartel llamado Intxaurrondo que sé asimila bastante. Es curioso que un imperio imbasor como España qritique a la inbasion de Ucrania.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre

- Publicidad -

últimos artículos

Una reina de una saga de Reyes

Había ido a pasar el fin de semana de trabajo para varias entrevistas y aunque tenía la agenda demasiado apretada, bien podría disfrutar de...

¿Periodismo?

Dúdenlo. El caso Kylian Mbappé ya es una mancha más a los valores periodísticos. Y, por tendencia y por desgracia, no será la última....

Manifiesto; De la pobreza democrática a la tierra sin mal

El presente documento se constituye en las bases y principios, en las síntesis fundantes o fundacionales, de la “escuela correntina de pensamiento” que surca...

Gonzalez Laya y Brahim Gali, Legalidad y Justicia frente a las presiones y el chantaje

El 26 de mayo pasara a la historia como un día de justicia para el pueblo saharaui por dos razones, que quizás, pasen desapercibidas...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Soros en el Foro de Davos: «Podemos estar ante el comienzo de la Tercera Guerra Mundial y nuestra civilización puede no sobrevivir»

El multimillonario George Soros ha intervenido en el Foro de Davos para "alertar" de la importancia que tiene derrotar a Rusia de manera urgente....

José Antonio Zorrilla, embajador de España retirado, imparte una conferencia sobre la guerra en Ucrania: «Lo siento si os quito la inocencia»

José Antonio Zorrilla cuenta en su currículo con una larga experiencia en el ámbito de las relaciones internacionales. Ha sido diplomático y cónsul general...

Estados Unidos compra millones de dosis de vacunas para el «nuevo virus» de la viruela del mono

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos acaban de firmar un acuerdo por 119 millones de dólares que se destinarán a la compra de vacunas...

El mensaje urgente de Ignacio Ramonet (Le Monde) sobre la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU y las aves de «destrucción masiva»

Ignacio Ramonet es periodista, catedrático de teoría de la comunicación y especialista en geopolítica. Actualmente es director de Le Monde Diplomatic en español. En...

El editorial del New York Times que gira el relato sobre la guerra en Ucrania: «La guerra se está complicando y EEUU no está...

El editorial con el que abrió su edición el New York Times el 19 de mayo ha supuesto una sorpresa tanto para sus lectores...
- Publicidad -
- Publicidad -

lo + leído

Una reina de una saga de Reyes

Había ido a pasar el fin de semana de trabajo para varias entrevistas y aunque tenía la agenda demasiado apretada, bien podría disfrutar de...

¿Periodismo?

Dúdenlo. El caso Kylian Mbappé ya es una mancha más a los valores periodísticos. Y, por tendencia y por desgracia, no será la última....

Manifiesto; De la pobreza democrática a la tierra sin mal

El presente documento se constituye en las bases y principios, en las síntesis fundantes o fundacionales, de la “escuela correntina de pensamiento” que surca...

Gonzalez Laya y Brahim Gali, Legalidad y Justicia frente a las presiones y el chantaje

El 26 de mayo pasara a la historia como un día de justicia para el pueblo saharaui por dos razones, que quizás, pasen desapercibidas...