Al principio se creía que era «como una gripe». Quizás, un poco más fuerte en algunos casos. Sin embargo, cada día que pasa conocemos nuevos datos sobre COVID-19 que apuntan algo diferente.

Los síntomas más frecuentes, efectivamente, son comparables con los de una gripe. Al menos los que se ven y los que podemos conocer quienes no somos expertos, ni médicos, ni enfermeras. Dolor de garganta, malestar general, fiebre, tos, pérdida del sentido del gusto y del olfato, diarrea, vómitos son síntomas más o menos a los que ya podemos estar acostumbrados.

Lo que no teníamos en cuenta es que el virus afecta a distintos órganos del cuerpo, haciendo un recorrido casi total.

1.- Cerebro: los problemas neurológicos se presentan, según un estudio, en uno de cada tres pacientes. Pueden consistir en dolores de cabeza intensos, mareos, alteraciones de la conciencia, encefalitis.

2.- Ojos: La conjuntivitis es otro de los síntomas que se han identificado. Se ha confirmado también que las lágrimas pueden ser un elemento de transmisión.

3.- Nariz: El virus puede provocar congestión nasal, cosa que al principio no estaba clara, y además, afectar a las terminaciones nerviosas y dañar las células. Uno de los síntomas más evidentes es la pérdida del sentido del olfato y del gusto.

4.- Pulmones: El virus, cuando afecta a los pulmones, suele generar una pérdida de capacidad pulmonar e infección por neumonía.

5.- Corazón: su infección puede suponer la creación de coágulos, ataques de miocardio, o inflamación. Se han reportado casos en los que esto sucede también en menores, que están siendo estudiados.

6.- Hígado: Puede producir disfunciones hepáticas. Está todavía analizándose si los daños hepáticos son por el virus o por los medicamentos utilizados para tratar de combatirlo.

7.- Riñones: el ataque a los riñones parece ser, tanto directo del virus, como colateral como consecuencia de la respuesta del sistema inmunitario.

8.- Intestinos: La diarrea es uno de los síntomas más comunes. También en los casos pediátricos que se están analizando, el dolor abdominal puede ser otro.

9.- La piel: los especialistas en dermatología están anunciando ya los efectos del COVID-19 en la piel. Afecciones en manos y pies, erupciones en el tronco, rojeces y sensibilidad son algunas de las señales que están siendo analizadas.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre