Las represalias al enfermero José Javier García, en la profesión desde hace más de 25 años, ha indignado a la profesión en toda España, sobre todo por cómo se las gasta el PP Andaluz, que ha tomado represalias contra él, por denunciar falta de protección ante el Covid-19.

Javier es el representante sindical, y delegado de prevención de la CGT y un profesional con una trayectoria impecable. En Change.org se ha creado un recogida de firmas contra las represalias, llamada “El premio Princesa de Asturias no es para Javi”.

José Javier García denunció el incumplimiento de la normativa de prevención en el 061y por ello apartado del servicio y suspendido de empleo durante dos meses en plena campaña del Covid.

El gerente y la dirección de Recursos Humanos “se han inventado un montón de acusaciones atribuyéndole hasta un delito penal, que ya ha sobreseído el juzgado de instrucción número 11 de Málaga, con amenaza de despido” incluida.

Su único delito ha sido cumplir con su deber. “Su único delito ha sido denunciar el incumplimiento de las condiciones laborales en la sala de coordinación del 061”, han señalado desde el sindicato. Denuncia que la propia Inspección de Trabajo ya constató en su momento.

“Es la primera vez que se toman represalias contra un representante de los trabajadores en la Junta de Andalucía. Mañana puede ser cualquiera de nosotros”, han denunciado.

Según la resolución del expediente abierto por la empresa, José Javier García acudió a la sede del 061 de Málaga a pesar de que “los procedimientos de acceso a la sala, establecidos para la seguridad y salud de los profesionales que allí trabajan, lo prohibían de manera expresa”.

El documento señala que “no resulta consistente la afirmación del interesado de que no vio el cartel que señalaba la prohibición de acceso” y detalla que la sanción se debe a faltas por “imprudencia en el trabajo, abandono del servicio, resistencia y obstrucción a los métodos de racionalización del trabajo y faltas graves de respeto”.

El sindicato CGT ya ha anunciado que va a llevar este caso a los tribunales y que ha convocado una caravana de protesta en Málaga el próximo día 30 de junio.

Apúntate a nuestra newsletter

1 Comentario

  1. En Málaga si hubiera conciencia faltarían muchos enfermeros sindicados como este y sobrarían taxistas pistoleros provenientes de las FFAA.

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre