El presupuesto a largo plazo de la UE ayuda a millones de estudiantes, miles de investigadores, ciudades, empresas, regiones y ONG. Contribuye a tener una alimentación más sana y segura, carreteras nuevas y mejores, trenes y aeropuertos, un medio ambiente más limpio y una mayor seguridad en las fronteras exteriores de la UE. Contar con recursos fortalece a Europa y es la clave para la prosperidad y la paz. El presupuesto de la UE permite financiar proyectos que mejoran la vida de los ciudadanos europeos.

¿Qué es el presupuesto a largo plazo de la UE?

El presupuesto a largo plazo de la UE también se conoce como “marco financiero plurianual” o “MFF”, por sus siglas en inglés. Marca el límite de cuánto dinero puede gastar la UE durante un período de al menos cinco años en diferentes áreas políticas. Los últimos presupuestos a largo plazo se han establecido para siete años, de 2021 a 2027.

Una de las razones por las que la UE tiene un presupuesto a largo plazo y presupuestos anuales es para crear previsibilidad y, por lo tanto, eficiencia para los programas que la UE quiere financiar. Esta previsibilidad es necesaria, por ejemplo, para investigadores que trabajan en proyectos científicos que tardan varios años en completarse.

El presupuesto a largo plazo también debe tener cierto grado de flexibilidad para hacer frente a posibles crisis y emergencias. Por lo tanto, incluye una serie de instrumentos para garantizar que el dinero se pueda utilizar donde más se necesita en circunstancias no planificadas. Por ejemplo, el Fondo de Solidaridad de la UE está diseñado para proporcionar asistencia financiera en caso de un desastre mayor en un Estado miembro. La UE también cuenta con un Fondo Europeo de Adaptación a la Globalización destinado a ayudar a los trabajadores a encontrar un nuevo empleo si han perdido el suyo como resultado de cambios estructurales en los patrones del comercio mundial o una crisis económica.

A diferencia de los presupuestos nacionales, el de la UE está principalmente dirigido a la inversión. No financia la protección social, la educación primaria o la defensa nacional. En cambio, la atención se centra en áreas clave que proporcionan valor añadido europeo al impulsar el crecimiento y la competitividad.

¿En qué gasta el dinero la UE?

El presupuesto apoya la investigación y la innovación, la inversión en redes transeuropeas y el desarrollo de pequeñas y medianas empresas, cuyo objetivo es impulsar el crecimiento y crear empleos en la UE.

La política agrícola común de la UE, junto con la política pesquera común y el medio ambiente, reciben la mayor cantidad de fondos del presupuesto actual a largo plazo, seguidos de los programas de «cohesión» que tienen como objetivo reducir las disparidades entre los niveles de desarrollo en las regiones de la UE. El presupuesto a largo plazo también financia proyectos internacionales de ayuda humanitaria y desarrollo.

¿Cómo se financia el presupuesto a largo plazo de la UE?

El presupuesto a largo plazo de la UE tiene varias fuentes de ingresos:

  • Contribuciones de los Estados miembros.
    • Derechos de importación sobre productos de fuera de la UE.
    • Multas impuestas a las empresas que infringen las normas de competencia de la UE.

    El Parlamento quiere reformar la manera en que se financia el presupuesto, ya que considera que “no es transparente y totalmente comprensible para los ciudadanos de la UE».

    Un sistema nuevo y más sencillo debería introducir nuevas fuentes de ingresos. El Parlamento sugiere un nuevo esquema de impuestos corporativos, incluidos los impuestos a grandes empresas en el sector digital, los ingresos del comercio con emisiones y un impuesto a los plásticos. Esto podría reducir las contribuciones directas de los Estados miembros.

¿Cómo se decide el presupuesto a largo plazo de la UE?

Antes de que expire el presupuesto a largo plazo en curso, la Comisión Europea hace una propuesta sobre cómo debería ser el próximo. Esto se utiliza como base para las negociaciones del Parlamento Europeo y el Consejo Europeo, que reúne a ministros de todos los países de la Unión Europea.

Para el próximo presupuesto a largo plazo de 2021-2027, la Comisión publicó su propuesta en mayo de 2018. El Parlamento adoptó su posición en noviembre de 2018, mientras que el Consejo aún no ha dejado clara su posición de negociación. Se requiere la unanimidad entre los Estados miembros para llegar a un acuerdo. Cualquier acuerdo requiere el consentimiento del Parlamento.

¿Cuál es el estado actual de las negociaciones?

El Parlamento y la Comisión esperan que el Consejo presente su propuesta sobre cómo debería ser el próximo presupuesto a largo plazo para que las tres instituciones puedan comenzar las negociaciones. Con suerte, los Estados miembros en el Consejo llegarán a un acuerdo a principios de 2020, aunque las negociaciones que han empezado este jueves son difíciles.

1 Comentario

  1. en la Ue actual dl PP PS ,
    mandan las multinacionales y estas financian esos partidos pa qe hagan leyes para ellas
    y se ve con qe no hav¡cen otra cosa qwe reducir el presupuesto agrario para incluso armas
    Y asi reduciendo presupuesto se han propuesto tbn salvar al psoe de la tesitura de ayudar a la gente del campo perjudicando a ls multinacionales , pa qe $anchez qede bien ,
    qe es lo del psoe : fachada d sociata y luego realmente ayudar y legislar para multinacionales
    Seguro qe el psoe no sacara la ley d Podemos de precio justo a producto rural
    Pero siempre hay una excusa para qe las multinacionales se vayan d rositas
    son ls qe contaminan las qe crean exodos las que matan animales y personas,
    las qe evaden impuestos las que se enriquecen las que explotan las que sobornan cn lobys las dl fmi etc etc etc pero nada les pasa…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here