Aunque 48 después de las elecciones del 10 de noviembre PSOE y UP pusieron las bases de un preacuerdo para formar gobierno, las negociaciones entre bambalinas y de cara a sus militancias no han sido sencillas, más aún teniendo en cuenta las suspicacias que UP despierta en el mundo de las finanzas.

Cada vez está más cerca la constitución del primer gobierno de coalición en España desde el fin del franquismo. A pesar de que es algo habitual entre muchos de sus socios europeos, los partidos españoles se han resistido a este tipo de gobiernos, hasta que parece que el continuo bloqueo en el Congreso de los Diputados lo ha hecho totalmente inevitable.

Sin embargo, con la amenaza de una recesión en ciernes la coalición progresista despierta recelos en ciertos ámbitos de la economía.

Tres maneras en las que pueden reaccionar distintos sectores de la economía española

A pesar de que la llegada al poder suele atemperar a las corrientes más antisistema, ya que para gobernar es necesario llegar a acuerdos y renunciar a extremismos ideológicos, las expectativas no son del todo buenas según hacia que parte de las finanzas españolas miremos.

1- La Bolsa y el Ibex 35: Aunque es cierto que la Bolsa española ha estado cayendo desde que se anunció la composición del nuevo gobierno, lo ha hecho sobre todo lastrada por el sector bancario, así que habrá que esperar al medio plazo para comprobar la repercusión real del nuevo ejecutivo en las grandes empresas españolas, descontando los bancos, por supuesto.

2-Traders e inversores: Si la inversión en bolsa más tradicional observa con reticencia la formación de gobierno, no ocurre lo mismo con los traders que operan en brókeres como Plus500, ya que cuando operas con CFDs puedes entrar a operar en corto si se prevé que el activo, por ejemplo el índice bursátil del Ibex 35 va a bajar, o en largo, si se cree que el índice va a subir.

Por lo tanto, los inversores tradicionales puede que operen de forma más conservadora mientras esperan el desarrollo de los acontecimientos, mientras los traders siguen operando, siempre a favor de la tendencia del activo elegido, ya sea este a la baja o al alza, ya que un trader con experiencia debería estar acostumbrado a operar en mercados de alta volatilidad. Siempre teniendo presente que operar con CFDs es arriesgado y se necesitan conocimientos profundos de los mercados y los instrumentos financieros con los que operemos, además de como funciona la operativa con CFDs en sí misma, ya que en el caso de los CFDs la mayoría de los traders minoristas pierden dinero e incluso se puede incurrir en deudas.

3-La banca: De momento los bancos más expuestos al riesgo, como Bankia, lideran las caídas, probablemente por algunas de las propuestas más extremas de UP, como la nacionalización del sistema bancario, o la subida de los impuestos que paga la banca.

En las dos sesiones después del “pacto del abrazo” el sector ya se había descapitalizado por valor de 6.200 millones de euros.

La militancia del PSOE da el visto bueno a falta de negociar con los nacionalistas

Más allá de lo que piensen los sectores sociales ajenos al socialismo, parece que los militantes del puño y la rosa ven con buenos ojos la entrada de ministros de la formación morada en el gobierno central.

El 92% de los militantes que han participado en la votación del sábado 23 de noviembre para ratificar el preacuerdo de coalición han dado su visto bueno a Pedro Sánchez y a su gabinete.

Cabe destacar que la participación ha sido más de 10 puntos mayor que la de 2016 para pactar con Ciudadanos, si en aquella votación participó el 51,7% de la militancia, en esta ocasión han participado el 63,01% de los militantes socialistas.

Si nos centramos en los partidos nacionalistas e independentistas, tanto el PNV como la extinta CIU llegaron a acuerdos con el PP en el pasado, y a pesar de que los nacionalistas vascos fueron un apoyo necesario para aprobar los últimos presupuestos de Montoro, parece que el apoyo del nacionalismo periférico a la derecha española es, de momento, algo impensable. Al menos para llegar al gobierno de la nación, ya que el presidente del Euskadiko Buru Batzarra (comité ejecutivo del PNV), Andoni Ortuzar, ha pedido garantizar los gobiernos de los conservadores españoles allí donde necesiten el apoyo de Vox, con el fin de evitar que pacten con el partido de Abascal.

Por ello su única alternativa es apoyar la formación de un gobierno escorado a la izquierda, aunque las contrapartidas que pedirán a Pedro Sánchez por su apoyo pueden poner en un brete a los socialistas, sobre todo las exigencias que vengan desde Cataluña, ya que varios de los gerifaltes del proceso están cumpliendo ahora mismo penas por sedición.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here