Una adecuada salud sexual es un factor fundamental para una vida feliz. Recientes estudios confirman que mantener relaciones sexuales satisfactorias con un promedio de una vez a la semana es un factor más vinculado al bienestar del individuo que el dinero.

El buen sexo es divertido y mejora la salud psíquica y física. Para mantener el nivel de motivación, puede resultar útil recurrir a juguetes sexuales tipo consoladores sexplace y, sobre todo, dar rienda suelta a la imaginación y las fantasías eróticas.

Las buenas relaciones sexuales, tanto en hombres como en mujeres, correlacionan con una mayor satisfacción y sensación de control en otros aspectos de la vida. La llegada al orgasmo durante el sexo incrementa las sensaciones de bienestar y plenitud vital.

En relación con la tasa de mortalidad, está demostrado que una vida sexual sana prolonga la vida.

Depresión e insatisfacción sexual

La depresión y la insatisfacción sexual se retroalimentan, de tal modo que la depresión es un factor predictivo de anorgasmia, problemas de erección, eyaculación precoz y relaciones sexuales insatisfactorias. Del mismo modo, los problemas sexuales y la carencia de afectividad, predisponen a los trastornos del estado de ánimo y la ansiedad.

En ocasiones, las personas tienden a evitar voluntariamente el contacto sexual. Los motivos son diversos, incluyendo dolor, desmotivación, falta de deseo o rutina.

Las personas de edad más avanzada pueden tender a abandonar sus hábitos sexuales, por incomodidad, falta de energía o enfermedades crónicas.

Recursos para mejorar la salud sexual

Es muy importante trabajar en los factores que contribuyen a una vida sexual saludable, entre los que se incluyen los siguientes.

  • Práctica habitual de ejercicio acorde a la edad y el estado general de salud.
  • Fortalecimiento de la musculatura del suelo pélvico.
  • Evitar el tabaco para prevenir la disfunción eréctil.
  • Llevar una dieta
  • Evitar las prácticas de riesgo y prevenir enfermedades de transmisión sexual.
  • Disminuir el estrés a través de técnicas de relajación o mindfulness.
  • Mejorar la comunicación de pareja, llegando a consensos sobre gustos y deseos.

Juguetes eróticos y complementos para la mejora de la salud sexual

Los efectos positivos sobre la calidad de vida y la salud sexual de los juguetes y complementos eróticos cuentan cada vez con mayor respaldo científico.

Gracias a las tiendas online, el acceso a todo tipo de productos eróticos resulta cómodo y sencillo.

En concreto, el uso de consoladores y vibradores mejora considerablemente la respuesta sexual femenina, facilitando la llegada al orgasmo.

Por otra parte, el uso de juguetes nos permite mejorar la autoestima, al aumentar la seguridad de que nuestra pareja quedará satisfecha y aportando un extra de motivación e interés.

Todo esto se traduce en un aumento de la libido y de las sensaciones placenteras. En ocasiones la introducción de un elemento nuevo permite recuperar la chispa y explorar fórmulas más cómodas o atrevidas, según el caso.

En definitiva, mejorar nuestra salud sexual pasa por una toma de conciencia de nuestras necesidades y un ejercicio de responsabilidad personal. Con algunos pequeños cambios en nuestros hábitos podremos asegurarnos una larga y placentera vida sexual, que repercutirá en una mayor percepción de felicidad personal.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + once =