La reputación del CEO tiene la capacidad de transmitir y proyectar el posicionamiento y los valores de cualquier organización. Este aspecto influye cuando se busca facilitar el impacto de la empresa en entornos a los que solo puede acceder el alto ejecutivo.

El posicionamiento personal también funciona para dejar claro hacia dónde se dirige el proyecto empresarial, o para convertirse en el respaldo de la confianza en la empresa en tiempos de crisis con partes interesadas clave como inversores o grandes clientes.

Importancia del CEO en la empresa

La visibilidad y la imagen de un CEO ahora son clave para la reputación de una empresa. La alta demanda de contenido combinada con la proliferación de plataformas digitales en las que los ejecutivos pueden expresarse e interactuar con las partes interesadas explica esta nueva situación.

Hace unos años, los CEO y su personal confundieron la visibilidad con la notoriedad. Hoy en día, ya no se trata de hacer de un líder una estrella, sino de desarrollar su credibilidad a través de múltiples canales, valor agregado para la compañía, tanto interna como externamente.

Ser visible para un líder hoy significa establecer la presencia de uno con un propósito más amplio y en más de una forma. Es decir, la imagen del CEO tiene una influencia moderada muy fuerte en la reputación de la empresa.

Esta tendencia se reforzará con el paso del tiempo, pues la imagen del CEO contará aún más en la construcción de la reputación de la empresa en los próximos años.

El líder en las relaciones de las empresas

La reputación de un líder afecta las decisiones profesionales de los ejecutivos y de los empleados de una organización, ya que la mayoría se siente alentada a continuar su trabajo permaneciendo en la empresa, o tomar la decisión de irse.

Asimismo, es importante que un CEO sea visible públicamente para que una empresa tenga una buena reputación. Esto significa que la imagen de un CEO puede mejorar y servir a la reputación de la empresa, ya sea como algo negativo o algo beneficioso.

La forma en que el público interactúa con compañías, marcas y productos continúa evolucionando. En esta nueva era de compromiso, en la que destacan por ejemplo las redes sociales, un presidente y CEO, capaz de encarnar y dar vida a la historia de su organización, participa activamente en la construcción de la imagen de esta empresa.

Interacción del CEO con las audiencias

No se puede pasar por alto que existe la obligación de los CEO de interactuar con sus diferentes audiencias. El vínculo entre la reputación y la comunicación externa es muy tenue.

Los líderes más populares son cuatro veces más propensos que aquellos que tienen menos probabilidades de ser percibidos como dotados para interactuar con sus audiencias. Un CEO debe sentirse cómodo en el uso de los diferentes medios de comunicación.

¿A qué plataformas debe dar prioridad un CEO? En primer lugar, con tiempo limitado y aversión al riesgo, hablar en público. Pero existen otras oportunidades de visibilidad y son igualmente estratégicas para contar sus propias historias, su visión, como los medios digitales en internet.

No obstante, el líder debe ser cuidado porque si tiene un diálogo con sus diferentes audiencias, no está exento de riesgos. Por lo tanto, estas iniciativas deben planificarse y desarrollarse estratégicamente para obtener todos los beneficios.

Como la imagen de un CEO puede afectar la reputación de su empresa tanto positiva como negativamente, es necesario hacer una gestión de esa imagen para que el impacto sea beneficioso y no al contrario.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre