¿Por qué? Porque la celulitis se forma cuando las células grasas debajo de la piel -que, por cierto, todo el mundo tiene, independientemente de lo saludable que sea su alimentación o de la frecuencia con que haga ejercicio- presionan contra el tejido conectivo, provocando que la piel se vea afectada por los hoyos o las arrugas.

Por lo tanto, aunque llevar un estilo de vida saludable pueda significar tener menos celulitis que una persona que no la lleve, sólo tienes un cierto control cuando el ADN y la genética están involucrados.

Además, hay que tener en cuenta que, tal y como explican aquí, hay diferentes tipos de celulitis, así que aunque no puedas abordar todas ellas, ni deshacerte de la piel de naranja por completo, puedes trabajar para minimizar su apariencia, si eso es lo que quieres hacer. A continuación te presentamos siete consejos y trucos que pueden ayudar a camuflar tu celulitis.

Come una dieta saludable

Lo que comes no es el único responsable de que tengas o no celulitis, pero llevar una dieta saludable definitivamente no te perjudicará. Los expertos sugieren que vigiles el consumo de sodio y que comas mucha fibra y alimentos de grano entero -como el arroz y la pasta integral y los cereales de salvado y avena-, ya que ayudan a eliminar los desechos y las toxinas del tracto intestinal. No te olvides de comer frutas y verduras también.

Bebe mucha agua

Sí, parece que beber agua es la solución a todos los problemas, pero si quieres minimizar la aparición de celulitis, necesitas mucho H2O. Debes mantenerte adecuadamente hidratada, ya que la celulitis puede parecer peor en estado de deshidratación. La deshidratación puede causar que la piel se haga más delgada y se debilite, y cuando la piel es fina, tiende a mostrar más celulitis.

Haz ejercicio regularmente

Tengas o no tengas celulitis, siempre es una buena idea incorporar el ejercicio en tu estilo de vida, ya sea que vayas al gimnasio varias veces a la semana, tomes una clase de yoga cuando puedas, o cambies tu recorrido haciendo jogging o caminando.

Prueba el cepillado en seco

El cepillado en seco y los masajes corporales también pueden favorecer el drenaje linfático, que ayuda a eliminar las toxinas que se pueden acumular en la capa de grasa, lo que provoca inflamación y, en última instancia, una celulitis más pronunciada. Consejo profesional: el cepillado en seco requiere una piel seca, así que es mejor probarlo antes de meterte en la ducha, y no olvides ponerte una crema hidratante cuando termines.

Utiliza un exfoliante de café

Si el cepillado y los masajes no son lo tuyo, busca un exfoliante corporal lleno de cafeína y presta especial atención a la celulitis. Cuando se usa de forma tópica, un exfoliante de café molido puede minimizar la aparición de celulitis de dos maneras: 1) El masaje del exfoliante a lo largo de la piel puede ayudar a estimular el drenaje linfático, y (2) el café contiene cafeína, que temporalmente tensa y rellena la piel.

Suaviza con un serum o crema anticelulítica

Los sueros y cremas tópicas pueden ayudar a reducir el aspecto de la celulitis, pero definitivamente no debes esperar ningún milagro. En el mejor de los casos, pueden ayudar a fortalecer la piel, haciendo que la piel de naranja sea un poco menos notoria. Los productos formulados con cafeína, l-carnitina y extracto de alga coralina ayudarán a minimizar las células grasas.

Prueba un tratamiento en cabina

Si realmente te comprometes a minimizar tu celulitis, vale la pena hablar con un dermatólogo sobre las opciones de tratamiento. La tecnología ha avanzado mucho en este campo, y hay muchos tratamientos medico-estéticos mínimamente invasivos que pueden ayudarte a desterrarla casi por completo.

La radiofrecuencia, el LPG, la cavitación o el láser son algunos de ellos. VelaShape es un tratamiento a corto plazo que utiliza láser infrarrojo, radiofrecuencia y succión para tirar de la piel y engrosar el tejido, haciendo menos visible la celulitis. Como los resultados se desvanecen después de detener el tratamiento, esta opción sólo se recomienda para ocasiones especiales como una luna de miel en la playa o la preparación para la temporada de bikini.

Cellfina es otro tratamiento interesante, pues corta microscópicamente las bandas conectivas que se tejen a través de la grasa en los muslos y los glúteos, de modo que las bandas fibrosas no pueden volver a encontrarse. Lo bueno de este procedimiento es que sólo se necesita hacerlo una vez; se considera semi-permanente porque los resultados se muestran en tan sólo tres días y siguen siendo visibles en tres años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here