De todos es sabida la importancia de tener una boca sana, y para ello hay que cuidar los dientes, empezando por lavarlos 20 minutos después de cada comida o como mínimo dos veces al día. La más importante es la limpieza que se hace a la noche, ya que es el momento en que la boca va a permanecer más tiempo cerrada, y las bacterias van a estar en su hábitat perfecto para crear caries.

Para que la limpieza dental sea efectiva debe hacerse correctamente, así que veamos que recomiendan los expertos para conseguirlo.

¿Cómo lavarse los dientes adecuadamente?

Lo ideal es dividir la boca en 4 sectores, empezando por el sector de arriba a la derecha, después el de arriba izquierda, siguiendo por el sector de abajo izquierda y terminando por el sector de abajo derecha.

¿Cuál es el tiempo que debe durar cada cepillado?

Es importante el tiempo que se dedica al cepillado que debe de ser como mínimo de 30 segundos para cada sector, y siempre desde la encía hacia el diente y nunca al revés. Con ello conseguiremos la famosa cifra de los dos minutos totales que recomiendan los dentistas.

Al terminar de cepillarse los dientes es importante el cepillarse la lengua, haciéndolo con delicadeza sin presionar mucho, de esta forma ayudaremos a evitar el mal aliento y se eliminaran muchas bacterias.

¿Cuánto dentífrico debemos utilizar?

En cuanto a la cantidad de pasta a utilizar el dicho “cuanta más mejor” no es aplicable a esta actividad. La cantidad ideal a echar en el cepillo, es la del tamaño de un guisante; muy poca.

La colocación del cepillo debe de ser a la altura del borde de las encías, a un ángulo de 45º.

¿Qué otros complementes debemos usar?

Para disfrutar de una buena higiene bucal es necesario usar entre otros, el cepillo de dientes que mejor se adapte a las necesidades; pasta de dientes preferiblemente fluorada, independientemente de su sabor y textura; hilo o seda dental, cepillo interproximal y un elixir dental que no sea muy fuerte y que no contenga mucho alcohol

El uso de seda dental puede resultar engorroso, por lo que podemos recurrir a un irrigador bucal, aunque no son tan efectivos. En la web irrigadordental.pro puedes encontrar información de su uso y beneficios así como el mejor irrigador dental para tí.

También es importante el correcto mantenimiento de estos elementos para obtener buenos resultados, como cambiar el cepillo dental y los cabezales del hidropulsor al menos cada tres meses.

La higiene de tus dientes repercute en la salud general

En este enlace la organización colegial de dentistas de España, da unos consejos de salud oral para el verano, y nos recuerda que hay tener en cuenta, que una de las primeras cosas que aprecia una persona en nosotros es nuestra sonrisa. Por lo que una expresión sana no solo es un punto esencial en nuestra salud, sino también en la higiene, en el aspecto personal y en nuestras relaciones sociales.

Con unos dientes sanos y naturales podremos comer con un mayor bienestar y gozar de una mejor salud digestiva e intestinal.

¿Quieres recibir las novedades de Diario16?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

nueve − dos =