En estos momentos de grave crisis sanitaria provocada por el covid-19, no solo afecta la política sino que la condiciona totalmente hasta el punto de dejar en evidencia el gobierno actual y el anterior, como mínimo. Esta crisis ha dejado al descubierto las graves carencias que sufre España por sus políticas erróneas en todos los sentidos, social, económica, gasto público y carencia de previsión. Ahora algún líder de partido  españolista aprovecha para hacerse “el español del año”

Vean el rifirrafe desde la oposición de Vox (Vídeo).  

Solo hay que mirar atrás para ver las incongruencias hechas por los gobiernos españoles los últimos diez años. El gasto realizado ha sido el siguiente: Más de 55.000 millones de euros en el AVE, rescate de la banca por 60.000 millones, condonado a las eléctricas 3.400 millones, el Castor 1.700 millones, rescate de autopistas de Madrid 5.000 millones. Si añadimos el cálculo estimado de la evasión de impuestos en 80.000 millones/año y el de la corrupción en una cifra similar, se entiende la actual situación económica.

En época de crisis el estado ha continuado invirtiendo en el AVE. España tiene la red más grande del mundo después de China y todo el mundo sabe que es muy deficitario a excepción del trayecto Madrid/Barcelona pero se ha continuado su inversión. España prefirió vaciar la hucha de las pensiones antes de que parar su proyecto ferroviario, a cambio tuvo que recortar en sanidad y educación en vez de hacerlo en gasto militar o en administración, embajadas y consulados.

Europa quiso invertir en un corredor mediterráneo de mercancías para conectar diferentes puertos desde Estocolmo hasta Algeciras, este eje conectaría con los puertos de Valencia, Tarragona y Barcelona. ¿A qué viene ahora que el estado se emperre en un trazado alternativo vía Madrid y pasando por los Pirineos? Esto hace que se desvíen dinero concedido al eje mediterráneo para tener una estación a Madrid. ¿Razón económica o política? ¿Y cuánto dinero han costado los aeropuertos de Ciudad Real y Castellón? Este último cinco años sin aviones.

Todos estos desmadres han provocado que, con la crisis sanitaria, España se encuentre con la soga  al cuello y que la paralización de la actividad económica no la pueda administrar por carencia de liquidez. Algunos países de Europa no están dispuestos a hacerse cargo de la factura española con sus ahorros. Porque España, y también Italia, se lo hayan pateado todo alegremente sin ningún tipo de previsión.

Finalmente se ha llegará a un acuerdo pero el coste que representará será muy difícil de asumir, más teniendo en cuenta que será la clase trabajadora la que sufrirá las consecuencias de esta mala política que ha imperado en esta última década. Los políticos españoles se han quejado de la poca solidaridad de algunos  países europeos pero no he leído ni escuchado ningún tipo de autocrítica por parte española.

Respuesta de Pedro Sánchez al ataque de Vox (Vídeo).   https://youtu.be/gvPsGXjxMQQ

España no tiene políticos brillantes y la actuación, tanto del gobierno como de la oposición, ha estado nefasta hasta el punto de ir cada uno por separado, a la vista de la inoperancia del gobierno central a la hora de decretar el estado de alarma -tarde y mal- así como el caos en el avituallamiento y distribución del material sanitario para hacer frente a la pandemia, suerte de los profesionales médicos, enfermería, auxiliares, etc. que demuestran día a día, su entrega y capacidad para resolver los problemas que los políticos ha estado incapaces de solucionar.

Preguntarnos cómo acabará la crisis sanitaria es difícil de diagnosticar, pero queda muy y muy claro que se necesita un cambio radical en la política española y es bastante difícil que se produzca a corto plazo a la vista de los rifirrafes que vemos estos últimos días aprovechando la crisis y las decisiones que se toman sin tener en cuenta las opiniones de expertos sanitarios.

Apúntate a nuestra newsletter

Dejar respuesta

Comentario
Introduce tu nombre